Economía circular. El aceite industrial usado, residuo y recurso todo en uno

  • Los residuos menos contaminantes son los que jamás se producen. Esta es una de las máximas de la Economía Circular, un modelo que aboga por reducir al máximo la producción de desechos, tratando de aprovecharlos como recursos.

Comparte esta noticia!

Se trata de un principio aplicable a multitud de ámbitos, como por ejemplo el del aceite industrial usado, un residuo que inevitablemente se produce en un sinfín de actividades económicas (talleres e industrias principalmente), y en el que SIGAUS es el máximo referente de este modelo económico.

Gracias a la labor de esta entidad, tenemos la garantía de que cada gota de aceite usado que se genera en nuestro país se recoge para luego ser tratada y devuelta al mercado como nuevos productos.

Economía circular. El aceite industrial usado, residuo y recurso todo en uno

En concreto, durante el pasado año, la red de gestión de SIGAUS efectuó más de 180.000 desplazamientos para recoger 160.000 toneladas brutas de aceite usado en 70.000 establecimientos repartidos por más de 4.800 municipios de toda la geografía española.

Se trata de una tarea de una gran complejidad logística, ya que es necesario realizar muchos servicios en áreas rurales o de difícil acceso para recoger pequeñas cantidades de residuo. Sin embargo, es un trabajo de gran valor ambiental ya que, de no recogerse y tratarse adecuadamente, el aceite usado puede tener efectos muy nocivos sobre el medio ambiente, en el caso de su vertido e infiltración en el suelo o en el agua.

Un solo litro de este residuo podría llegar a contaminar hasta 1 millón de litros de agua, y de llegar al mar, se tardaría entre 10 y 15 años en eliminar totalmente los efectos dañinos causados.

Tratamientos para dar nuevas vidas al residuo

Siguiendo con la gestión del aceite usado el pasado año, una vez retirada el agua y otros sedimentos que contiene este residuo, la totalidad resultante, 135.600 toneladas netas, fueron tratadas para ser reaprovechadas como nuevos productos. En concreto, 97.350 toneladas de aceite usado (un 73% del residuo regenerable tratado el pasado año), se destinaron a la regeneración.

PUBLICIDAD

Se trata del proceso que la ley establece como prioritario en el caso del aceite usado, ya que permite reconvertir el residuo en bases lubricantes, en un proceso claramente circular ya que puede repetirse infinidad de veces. Por ejemplo, regenerando tres litros de aceite usado podemos obtener dos litros de nuevos lubricantes.

De esta forma, el aceite usado regenerado en 2019 permitió devolver al mercado 61.000 toneladas de nuevos lubricantes, una gestión que tuvo un gran impacto positivo tanto en el medio ambiente como en la lucha contra el cambio climático, ya que evitó la emisión a la atmósfera de unas 65.000 toneladas de CO2 , respecto a su fabricación a partir del refino del petróleo, y el ahorro de 29 millones de barriles de este recurso natural no renovable. Además, la producción de bases lubricantes gracias a la regeneración permitió consumir 1.237 GWh menos respecto a su producción convencional mediante refino.

PUBLICIDAD

Pero a veces, la cantidad de agua y otros sedimentos que lleva el aceite usado hacen que no sea viable su regeneración. En estas ocasiones, se opta por la valorización energética, un tratamiento que permite obtener un combustible de uso industrial, similar al fuel óleo tradicional, y que se usa en grandes hornos de cementeras, papeleras o centrales térmicas de cogeneración eléctrica.

El pasado año, cerca de 37.000 toneladas de aceite usado fueron valorizadas energéticamente, lo que también permitió obtener importantes beneficios ambientales, como un ahorro de energía de 34 GWh, y de 4 millones de barriles de petróleo, así como un total de 20.260 toneladas de CO2 no emitidas a la atmósfera, todo ello en comparación a si la misma cantidad de fuel óleo se hubiese producido a partir del refino del petróleo.

PUBLICIDAD

Para conseguir todos estos beneficios ambientales y económicos, sobre todo en momentos de incertidumbre económica como los que se presentan a corto y medio plazo, es imprescindible la eficiencia de un sistema como SIGAUS que, como SCRAP (Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor) respaldado por más de 200 empresas que fabrican e importan aceiteslubricantes en España, garantiza de manera sostenible la íntegra gestión del aceite industrial usado en España, y el disfrute de un entorno libre de los efectos dañinos de este residuo.

Teléfono: 917 991 551
Email: [email protected]
Página web: www.sigaus.es
Facebook: hacesmasdeloquecrees 
Twitter: @hacesmas 
Instagram: @hacesmas

Comentario/s

Deja tu comentario