AIMPLAS con la Economía Circular para crear valor

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, desarrolla distintas líneas de investigación para convertir el reto de la economía circular en una oportunidad para las empresas. Ecodiseño, bioplásticos, nuevas tecnologías de reciclado, huella de carbono o ecoetiquetas son algunos de los términos clave.

Utilizar los residuos como nueva materia prima

La evolución hacia un nuevo modelo de producción y consumo alineados con la economía circular es percibida por muchas empresas como un reto. Basado en reducir la cantidad de recursos empleados en la fabricación de nuevos productos y en utilizar los residuos como nueva materia prima.

Este nuevo modelo es en realidad una oportunidad para la sociedad, para el medio ambiente y también para las empresas. Especialmente para aquellas industrias relacionadas con los materiales plásticos. Y a que estos son clave en el modelo circular por su capacidad de ser recuperados y reutilizados como recursos.

Instituto Tecnológico del Plástico

Por eso, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico. Como parte de su misión de apoyar a las empresas para que puedan generar valor, trabajan en todo el ciclo de la economía circular desde el punto de vista de la I+D+i. Desde que nace el producto hasta que vuelve a incorporarse como materia prima.

- Advertisement -

El círculo comienza con el ecodiseño, integrando criterios ambientales en el diseño del producto para disminuir su impacto medioambiental durante su ciclo de vida. En este sentido, se trata de optimizar la cantidad de material utilizado, desarrollar materiales. Y productos más sostenibles con contenido en plástico reciclado, bioplásticos y procedentes de fuentes renovables.

Además de realizar estudios para garantizar su reciclabilidad. Todo avalado mediante Análisis de Ciclo de Vida. Que garantizan la mejor solución en cada caso y evitan el greenwashing. También se optimizan los procesos de fabricación para mejorar la eficiencia energética, evitar mermas y paros de producción.

AIMPLAS con la Economía Circular para crear valor

Reducir al máximo las emisiones de CO2

En sus laboratorios se lleva a cabo la caracterización mecánica, física, térmica y química de productos y residuos plásticos. Además, durante el diseño de nuevos productos se tienen en cuenta factores como la forma. Y el peso para reducir al máximo las emisiones de CO2 generadas durante la distribución de los productos.

Cuando el producto llega a las personas es importante garantizar que su reutilización o reparación son posibles. Por eso se desarrollan nuevos envases reutilizables y se realizan los ensayos necesarios para certificar su resistencia al uso en lavavajillas.

La valorización es fundamental para que pueda volver al ciclo productivo

Cuando un producto llega al final del círculo y pasa a ser residuo su valorización es fundamental para que pueda volver al ciclo productivo. Por eso en AIMPLAS se llevan a cabo distintas líneas de investigación. Por un lado, se ofrece el soporte tecnológico que las empresas necesitan para la clasificación y separación de los diferentes componentes plásticos.

Así como los distintos procesos de reciclado mecánico como en el lavado y triturado. Se investiga en nuevas tecnologías de descontaminación de plásticos reciclados para eliminar sustancias peligrosas u olores. Así como en la mejora de sus propiedades mediante aditivación y compounding. Otra línea de investigación es el uso de material reciclado en contacto con alimentos de forma directa o mediante barrera funcional. Garantizando siempre la seguridad de los materiales que se reincorporan al ciclo como materia prima.

Como complemento del reciclado mecánico, el centro también desarrolla investigaciones en materia de reciclado químico y reciclado biológico y enzimático. Un conjunto de tecnologías como la pirólisis o la solvólisis para la recuperación de residuos plásticos. Que están muy degradados, contaminados o demasiado complejos para valorizar por otras vías.

Basuras marinas

En materia de basuras marinas, se llevan a cabo proyectos para su prevención, recuperación y valorización. Así como en la prevención de los microplásticos y en la valorización de productos compostables. Para ello se realizan estudios de compostabilidad para que las empresas puedan certificar su producto. Gracias a la biotecnología se ha logrado la transformación de residuos orgánicos y sintéticos en nuevas materias primas y productos sostenibles.

Todo ello gracias a la propia naturaleza de los plásticos que tienen la capacidad de ser reintroducidos una y otra vez en el ciclo productivo. Además, para dar transparencia y confianza a quienes están al final de esta cadena. AIMPLAS apoya a las empresas en la obtención de ecoetiquetas y certificaciones para que puedan demostrar que sus productos son medioambientalmente sostenibles. AIMPLAS con la Economía Circular para crear valor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés