Presupuesto de 2016, afean al ministro Soria que no apoye a las renovables

«La industria no ha sido una prioridad para el Gobierno», ha acusado, avisando de que «difícilmente» se alcanzará el objetivo del que el 20% del PIB sea industrial en 2020 o de que suban las remuneraciones de los asalariados del sector por culpa de la «falta de estrategia industrial» del Ejecutivo popular.

Los grupos de la oposición en el Congreso han reprochado este martes al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que las cuentas que ha preparado para su departamento en 2016 no contribuyen a la reindustrialización ni al desarrollo de las energías renovables ni a la modernización del turismo, pese a tratarse de tres sectores fundamentales para consolidar la recuperación.

   Durante el debate en el Pleno de la Cámara Baja de las enmiendas de la oposición al proyecto de Presupuestos del Estado para 2016, la portavoz socialista de Industria, Patricia Blanquer, ha comenzado afirmando que las cuentas «consolidan el freno a la reindustrialización y al desarrollo de un modelo energético alternativo e innovador basado en las renovables».

   «La industria no ha sido una prioridad para el Gobierno», ha acusado, avisando de que «difícilmente» se alcanzará el objetivo del que el 20% del PIB sea industrial en 2020 o de que suban las remuneraciones de los asalariados del sector por culpa de la «falta de estrategia industrial» del Ejecutivo ‘popular’.

- Advertisement -

   Además, ha lamentado que no se haya «sabido aprovechar el impulso externo para consolidar un cambio de modelo productivo que asegure un crecimiento sostenible y permanente» y que la «caótica gestión energética» sólo haya servido para «desincentivar» el ahorro y las renovables. «Tras tanto sacrificio no hay motivos para la satisfacción y sí para un cambio de Gobierno», ha zanjado.

RENUNCIA A UN MODELO INDUSTRIAL

   Por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), el diputado Josep Pérez Moya coincide en que el Gobierno ha «renunciado a dotar al país de un modelo industrial que, desde el respeto al medio ambiente, permita una salida social justa de la crisis» y que durante toda la legislatura haya «supeditado los intereses de los españoles» a los de la banca alemana o a los «intereses especulativos» de la industria energética.

   Mientras, el portavoz adjunto de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, cree que las intervenciones de los ministros para defender los Presupuestos «en vez de razonamientos sobre las cuentas son mítines electorales» y un «ejercicio de autobombo». «Igual deberíamos aprobar el Presupuesto y luego debatirlo, visto que los votos ya están claramente repartidos», ha ironizado.

   Con respecto a las cuentas de Industria, el diputado magenta ha lamentado que sean «continuistas» y «muy conservadores» ya que financian un modelo económico que «ha tenido un papel fundamental en el agravamiento» de la crisis al no apostar por sectores innovadores que dan «dinamismo» a la economía y generan empleo de calidad.

   Por eso, teme que si la próxima legislatura se llega a los 20 millones de ocupados será porque «muchos se conformarán con trabajos de pocas horas que no les permitirán llegar a fin de mes», lo que significará que «no se habrá conseguido una salida de la crisis sino sencillamente la institucionalización de la desigualdad social y territorial».

¿Y LAS PYMES QUÉ?

   Por Convergència (CDC), Pere Macias ha puesto en duda que los Presupuestos de Industria contengan las medidas «necesarias para dinamizar la reindustrialización que el país necesita», tal y como reconoce el Gobierno, y advierte de que aunque en algunos sectores como el del automóvil «las cosas se han hecho razonablemente bien» en otros «se están haciendo bastante mal».

   Igualmente, ha echado en falta un «política decidida de apoyo a las pymes» y la apuesta por el vehículo eléctrico como el mejor instrumento para poner en valor el exceso de potencia eléctrica instalada que hay en España, lo que se une a las decisiones que se han adoptado en contra del desarrollo de las renovables.

   En la misma línea, Toni Picó (Unió) ha criticado que no se satisfagan las «necesidades y aspiraciones» de las pymes, que deberían ser el motor de la recuperación del empleo, y ha señalado lo «paradójico» de que el Gobierno diga que el Presupuesto apoya la recuperación mientras disminuye las dotaciones en un ministerio clave en ese sentido como es el de Industria. «Es una incoherencia», ha zanjado.

RECUPERACIÓN CLARA Y SOSTENIBLE

   Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha defendido durante su intervención –una de las más cortas de los responsables del Gobierno, lo que ha sido valorado por el presidente del Congreso, Jesús Posada– que estos Presupuestos se presentan en un contexto económico totalmente diferente al de años anteriores, tanto por el crecimiento como por la creación de empleo.

   Así, ha asegurado que con estas cuentas se «consolidará» la recuperación, que a su juicio es «sostenible y clara, porque es evidente que donde hace cuatro años había recesión hoy hay crecimiento», siempre y cuando «persista esta política económica», particularmente en los ámbitos de su competencia.

   «Que la recuperación sea o no irreversible dependerá de que se mantenga el signo de la actual política económica, que ha generado confianza y credibilidad. Hoy la única sombra en el horizonte es que haya un giro radical en el signo de la política económica», ha advertido.

    A renglón seguido, ha resumido las principales cifras de su departamento, explicando que la ligera caída del gasto se debe, entre otras cosas, a los menores costes del sistema eléctrico o al fin de las inversiones para reantenización. Y ha subrayado particularmente la buena marcha del turismo, que ha vinculado entre otras cosas a la buena calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) gestionado por las comunidades autónomas o a la seguridad.

   Finalmente, el portavoz ‘popular’ de Energía, Guillermo Mariscal, ha defendido que el actual Ejecutivo ha «afrontado claramente la necesidad de desarrollar los sectores que crean empleo de más calidad» tras la «inactividad» del Gobierno anterior, que generó así numerosos problemas.

    Así, se ha conseguido la «sostenibilidad» del sistema energético apostando «decididamente» por la eficiencia y las renovables; se ha «apoyado e impulsado» a sectores tractores en la economía, atrayendo inversiones que «benefician a empresas de alto valor añadido» como el del automóvil o el aeroespacial; y se ha conseguido corregir los errores en la política turística, donde la pasada legislatura «había más presupuesto pero menos inversión y menos turistas».

   En este sentido, ha concluido criticando el «absoluto error» de  las políticas de la izquierda, «fundamentalmente amparadas por el PSOE», que están dirigidas a crear «moratorias turísticas, a impedir la llegada de cruceros o a imponer tasas turísticas». «Con eso se favorecen restricciones que limitan el turismo», ha advertido.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés