SolarReserve, compañía energética renovable, ha obtenido la aprobación ambiental para desarrollar en Atacama (Chile) uno de los proyectos solares con almacenamiento de energía más grandes del mundo. Usando tecnología propia de almacenamiento térmico de energía, el Proyecto Copiapó Solar, programado para operar en 2019, entregará a los consumidores del Sistema Interconectado Central (SIC) 260 MW de potencia 24 horas al día.

La empresa ha diseñado el proyecto para garantizar su responsabilidad con el medio ambiente y ha sido sometido a una completa evaluación, bajo el Sistema chileno de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) y ha recibido la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

“Una de las metas fundamentales de SolarReserve es minimizar el impacto medioambiental en todas sus etapas – desde la localización y la construcción, hasta alcanzar el pleno uso operativo”, ha dicho Kevin Smith, el CEO de SolarReserve. “Nuestra tecnología de almacenamiento de energía solar es una alternativa sostenible, viable y competitiva a l combustibles fósiles, con la posibilidad de reducir de forma significativa su dependencia y la contaminación asociada por el carbono, que provoca el cambio climático.”

El proyecto de Copiapó, ubicado en la Región de Atacama, incorpora la tecnología de torres de concentración con almacenamiento térmico de energía en sal fundida en conjunto con paneles solares fotovoltaicos (PV). Este concepto híbrido maximizará la producción y generará más de 1.800 GWh anualmente, además de su competitividad económica. Con capacidad para producir y suministrar 260 MW, crítico para el sector industrial chileno, equilibra su operatividad a centrales alimentadas con carbón.

- Advertisement -

SolarReserve es líder global en el desarrollo de proyectos de energía solar de escala comercial y en la tecnología termosolar, con más de 1.800 millones de dólares de proyectos en construcción y operaciones alrededor del mundo. Con presencia global, SolarReserve desarrolla tecnología termosolar avanzada (CSP), tecnología fotovoltaica (PV) e híbrida (combinación CSP-PV), soluciones que eliminan los problemas de intermitencia asociados con los proyectos que utilizan sólo PV, además de impulsar su optimización y eficiencia operativa.