La energía solar fotovoltaica echa un pulso a la eólica y sigue sus pasos

El estudio «SET For 2020», que fue dado a conocer recientemente en Bruselas y que será presentado después del verano en Madrid, sostiene que bajo condiciones normales de negocio, la fotovoltaica debería de suministrar entre el 4% y 6% de las necesidades eléctricas de Europa en 2020. Porcentaje que ascendería al 12% de la demanda (entre 350 y 400 gigavatios) si se asumen condiciones más favorables por parte de las instituciones europeas, los reguladores y el sector. Un objetivo ambicioso, si se tiene en cuenta que el suministro fotovoltaico no llega hoy al 1%, pero posible.
El estudio de la patronal revela además que en la hipótesis del escenario referido del 12%, la fotovoltaica será competitiva en un 75% frente a otras fuentes en 2020 sin ningún tipo de subsidio o ayuda externa. A través de una serie de factores, análisis y estadísticas, el informe de AT Kearney concluye que el aumento de la cuota eléctrica fotovoltaica supondrá enormes beneficios para la sociedad europea y su economía. La fotovoltaica es la tecnología que más rápido crece entre las energías renovables y se espera que los costes bajen más rápido en términos relativos que los de otras fuentes de energía.

Leer más…

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés