Expertos dicen que la decisión alemana de cerrar centrales «no es trasladable a España»

La presidenta del Foro Industrial Nuclear Española, María Teresa Domínguez, ha afirmado este martes que la decisión de Alemania de cerrar sus centrales nucleares antes de 2022 «no es trasladable a España por la carencia enorme de recursos naturales». Además, ha defendido el buen funcionamiento de las centrales y, en concreto respecto a la de Cofrentes (Valencia), ha asegurado que opera «en condiciones de máxima fiabilidad, en el rango de las más altas del mundo».

Domínguez se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a Europa Press antes de participar en la inauguración de un curso de tecnología nuclear para periodistas organizado por la Fundación COSO.

   Al ser preguntada si la decisión alemana de cerrar las centrales puede ser trasladable a España, ha comentado que el anuncio realizado por Angela Merkel es «un poco sorprendente» porque realmente este país «es uno de los que más ha contribuido al desarrollo de la energía nuclear».

   Por ese motivo, entiende que esta decisión «es más bien coyuntural y orientada por un proceso político». También ha afirmado que «hay que tener en cuenta que Alemania es un estado «rico en recursos naturales, en combustibles fósiles y también tiene grandes reservas de gas, así que se puede permitir tomar unas decisiones coyunturales que a corto plazo las podrán resolver de otra forma».

  Este modelo alemán, ha insistido, «no es trasladable a otros países de Europa, como es el caso de España, porque además no tiene recursos naturales». «Hay que verlo –ha añadido– como un caso coyuntural, lo que a veces odiamos de Europa es que cada país tenga sus propios criterios, pero en este caso se puede ver como una oportunidad para realzar más la energía nuclear en otras condiciones que no sean las de Alemania».  

    Así, interpelada por si el objetivo de España es seguir con las centrales nucleares, ha insistido en el que la fórmula de Alemania «no se puede trasladar, y mucho menos a España, donde hay una carencia enorme de recursos naturales y se necesita energía  de base para que funciones la red».

COFRENTES

   Domínguez, interrogada por algunas «incidencias» registradas en la Central Nuclear de Cofrentes, ha manifestado que «no hay ningún problema de seguridad» y ha añadido que las centrales «tienen unas condiciones de operar de forma absolutamente transparente, y una instalación industrial o nuclear tiene su vida propia y todos los días tiene sucesos pero son transparentes».

   Por este motivo, ha indicado que estos sucesos parecen «incidentes», pero realmente la Central de Cofrentes está operando «en condiciones máximas de fiabilidad y disponibilidad en el rango de las más altas en el mundo».

   Asimismo, ha recordado que el Consejo de Seguridad Nuclear ha exigido reiteradamente modernización, por lo que «hablamos de un parque modernizado y con todos los estándares de seguridad». En consecuencia ha lanzado un mensaje de tranquilidad: «todo funciona como normalidad», ha aseverado.

   En España existen ocho reactores nucleares –Ascó I y II, Almaraz I y II, Cofrentes, Santa María de Garoña, Trillo y Vandellòs II– que produjeron el 20,21 por ciento de la electricidad. Además, la producción del parque nuclear ha representado más del 41 por ciento de la electricidad libre de emisiones generada en el sistema eléctrico español.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés