Fernández Vara aboga por un marco regulador «estable y seguro» en el sector energético español

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado este jueves por un marco regulador «estable y seguro» en el sector energético español para «facilitar la inversión» y para que las empresas distribuidoras de energía puedan seguir contribuyendo al desarrollo del mundo rural y a mantener el equilibrio y la cohesión entre los territorios.

«Necesitamos una línea de actuación clara para el futuro del sector al margen de los distintos gobiernos», ha dicho Vara, que defiende un «Estado fuerte capaz de cohesionar el país tomando determinadas decisiones». «No podemos trocear las líneas eléctricas y hay que mantener una cohesión del territorio para poder tener un marco estable de desarrollo energético», insiste.

   El jefe del Ejecutivo extremeño, que ha inaugurado en Cáceres el VIII Congreso Nacional de la Asociación de distribuidores de energía eléctrica (CIDE), ha dicho en su discurso que uno de los «problemas» del país es la «dependencia energética» y que «hay que darle respuesta» buscando nuevas fuentes de energía y un «modelo equilibrado».

   En su intervención en el Palacio de Congresos de la capital cacereña, Vara ha agradecido a las pequeñas y medianas empresas energéticas españolas el papel que han jugado en el desarrollo del mundo rural invirtiendo en infraestructuras que han contribuido a aumentar la calidad de vida de los habitantes que viven en pequeñas localidades, los cuales han disfrutado de «un salto cualitativo» en los servicios que han redundado en otros sectores como el turístico, por ejemplo.

   Ha recordado que en Extremadura se produce el 6% de la energía total del país mientras que en la región se consume el 1,7%. «Así se contribuye a un país, dando lo que tenemos para recibir lo que necesitamos», ha subrayado el presidente extremeño, que también ha abogado por la eficiencia energética y el ahorro en el consumo para «mantener los niveles de competitividad».

   Finalmente ha vuelto a reiterar su agradecimiento a las pequeñas y medianas empresas de distribución de energía eléctrica por el «esfuerzo» que realizan en llegar a poblaciones rurales dispersas «donde la rentabilidad es menor» pero donde se «mantiene la calidad del suministro» que contribuye a «un desarrollo equilibrado».

MÁS DE 220 EMPRESAS

   Antes de tomar la palabra el presidente de la Junta de Extremadura lo ha hecho el presidente del congreso de CIDE, Gerardo Cuerva, que ha recordado que el sector energético es «clave» en la competitividad de un país y que «un suministro de energía a un precio competitivo es la base de cualquier desarrollo de una ciudad, una comarca o una región».

   Cuerva ha enumerado alguno de los temas que se tratarán en este congreso, que reúne en Cáceres a más de 220 empresas distribuidoras de energía, y que debatirán sobre un reglamento de la distribución, las relaciones con las administraciones, la telegestión o la innovación y la eficiencia.

   «La energía es un bien demasiado precioso como para poner trabas a su crecimiento y a sus posibilidades de creación de empleo», ha asegurado Cuervas en su intervención en la que añade que «la creación de empleo es una prioridad de todos».

   Cabe recordar que en Extremadura el 30 por ciento de la energía que se consume está distribuida por pequeñas y medianas empresas y que una treintena de estas empresas están integradas en CIDE y participan en el congreso que tiene lugar en la capital cacereña hasta este viernes, día 10.

   En la inauguración han estado también presentes el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, José Luis Navarro, y la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, que ha dado la bienvenida a los asistentes a esta cita del sector energético.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés