Energía solar

Cada día es más impactante la falta de energía eléctrica en nuestro país, pero cada día es más asequible la instalación y el uso de paneles solares fotovoltaicos en el mundo, tanto así que se ha convertido en un negocio. España, por ejemplo, consume 11% de energía eléctrica procedente de energías limpias: solar, eólica y biomasa, y en Nueva Esparta, sol es lo que nos sobra.

¿Puede mi casa, mi escuela, mi ambulatorio, mi módulo policial, mi comedor, mi espacio público funcionar con paneles solares?

Absolutamente. A medida que se informe al público y se conozcan las ventajas del uso de los paneles solares, se irá abaratando su costo y masificando su uso. Este tema es equivalente al salto ocurrido entre no tener teléfonos celulares y tenerlos. Día a día fueron evolucionando en diseño y tecnología, disminuyendo precios, se han masificado y constituyen instrumentos accesibles e indispensables para el desarrollo de las tareas diarias, comunicaciones y seguridad.

En Venezuela tenemos todas las de ganar, existen las minas de silicio –materia prima básica para la producción de paneles solares–, cátedras, expertos, instaladores, techos y fachadas con una extensa área aprovechable de exposición al sol, la necesidad del colectivo y la posibilidad de generar empleos conservando nuestro ambiente.

Los paneles solares se usan con éxito en el alumbrado público, la electrificación de semáforos, de cavas para la conservación de alimentos, alumbrando regiones remotas, alumbrado residencial y extrayendo agua del subsuelo, entre otros.

Debemos ser capaces de acometer soluciones a los problemas de energía eléctrica que tenemos no abundando en “remedios” que deterioran el ambiente, sino más bien presentando alternativas a ellos, es un deber, y representa un ejercicio de coherencia discursiva y actitudinal rumbo al progreso.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés