La energía a partir del oleaje es una alternativa para Cantabria

El catedrático de Física, Química y Electroquímica de la Universidad Autónoma de Madrid, Jaime González, ha señalado este miércoles en Suances que la «energía generada a partir del oleaje» puede ser «una buena alternativa» para Cantabria.

Así lo ha indicado González en el curso ‘Las energías renovables, una herramienta imprescindible para el nuevo modelo de desarrollo español’ de la Universidad de Cantabria (UC) en el que ha intervenido para explicar la importancia de utilizar energías renovables y ahondar en los distintos tipos que existen.

   González ha opinado que el oleaje del mar Cantábrico es «muy intenso», por lo que «la energía generada a partir del oleaje es una buena alternativa para Cantabria».

  Respecto a la energía eólica, el especialista ha afirmado que en Cantabria pueden existir puntos donde los vientos sean «suficientemente intensos», pero ha considerado que la región posee «un paisaje tan hermoso» que «es una pena contaminarlo con parques eólicos».

- Advertisement -

   Otra de las energías que González ha considerado «ventajosa» para la comunidad autónoma es la mareomotriz, ya que existen «fuertes mareas» en el Cantábrico. Pero, ha recordado el «alto precio» que se pagaría en materia medioambiental al implantar las instalaciones necesarias para aprovecharla, ya que provocarían «una gran influencia sobre el paisaje».

   A este respecto, ha alertado que las zonas pertinentes para su implantación tienen «gran riqueza biológica» y, por lo tanto, «cualquier modificación de esas áreas puede conducir a la desaparición de especies». Por esta razón, el experto ha recomendado que hay que pensar primero en «las repercusiones que se está en disposición de asumir».

   Respecto a la energía fotovoltaica, el físico ha sostenido que no tiene sentido utilizarla en Cantabria «a gran escala».

PARQUE EÓLICOS EN EL MAR

   González también ha hablado de la posibilidad de instalar parques eólicos en el mar, aunque encuentra varias dificultades. «Por un lado, la placa continental cae muy rápidamente, se alcanzan grandes profundidades a muy poca distancia de la costa y el impacto paisajístico sería elevado», ha señalado.

   Por otro lado, ha destacado que los materiales deberían ser «muy resistentes para soportar las olas», y eso desembocaría en «una inversión económica elevada».

   También ha hecho referencia al «caro mantenimiento» y a la «dificultad de integración» de esta energía en sus sistemas de transporte. «Afortunadamente, Cantabria forma parte de un país en el que existen otras posibilidades», ha explicado.

   Por último, el ponente ha recalcado la importancia de la energía renovable, ya que «es la que más ventajas presenta», además se han creado problemas medioambientales que hay que paliar, como el calentamiento global que se ha debido a «un uso irresponsable de la energía» a lo largo de los años.

   Entre los futuros problemas, González ha destacado que la obtención de combustibles fósiles, que están almacenados en determinados países y se depende de ellos, va a dar lugar a «tensiones políticas».

   Además, otro problema será el económico, porque «a medida que aumenta el nivel de vida se necesita un mayor consumo energético y el ritmo al que se agotan los recursos es mayor».

   Pero, el catedrático ha destacado que «la humanidad está sabiendo adaptarse». «Hoy en día hemos llegado a un desarrollo de la ingeniería suficientemente intenso y profundo como para plantearnos unos usos de esos flujos de energía más eficientes que nos permitan prescindir de los yacimientos de combustibles fósiles», ha sostenido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés