El CSIC diseña un indicador para reducir el número de muertes por colisión de aves que viven cerca de parques eólicos

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han diseñado un indicador que logra establecer la relación entre la abundancia de aves y la localización de aerogeneradores, de forma que se podría minimizar el número de muertes por impacto entre la avifauna.

Para instalar un parque eólico en España es necesario aprobar una evaluación de impacto ambiental y uno de los puntos que analiza es su influencia sobre las aves del entorno, para lo que el procedimiento consiste en contar el número de aves que sobre vuelan la zona antes de su construcción.

   Sin embargo, la investigadora del CSIC en la Universidad Pablo de Olavide, Martina Carrete, ha subrayado que este método tiene un «gran margen de error» porque pueden darse fluctuaciones en las zonas transitadas por las aves, por ejemplo, si hay un cambio de posición de las fuentes de alimentos. «Este conteo no refleja la relación real entre la abundancia de aves y su mortalidad», ha apostillado.

   Por ello, el equipo propone la utilización de otras variables descriptoras de abundancia que consideran la distancia y tamaño de las colonias de cría y dormideros de la especie para elaborar un índice que permita establecer zonas en las que la instalación de aerogeneradores es «altamente peligrosa».

   La investigación ha utilizado los datos de localización y tamaño de las colonias de cría y de los dormideros de buitres leonados de la provincia de Cádiz, así como la situación de los aerogeneradores de los 34 parques eólicos en funcionamiento en la zona cedidos por la Junta de Andalucía.

CASI 350 BUITRES MUERTOS EN 10 AÑOS

   Así, durante el estudio, que comenzó en 1998 y concluyó en 2008, se detectaron 342 buitres muertos por colisión con los aerogeneradores de dichos parques. Los resultados demuestran, según el CSIC, que el indicador elaborado es capaz de explicar con fidelidad la mortalidad de buitres en estos parques.

   «Una menor distancia entre las turbinas y las colonias y dormideros de la especie, combinada con un alto número de aves que las utilizan, aumentan las probabilidades de colisión», añade Carrete, quien también apunta que «la mortalidad de esta especie en parques eólicos se concentra en unas pocas turbinas. En este área de estudio concreto, todas las colisiones se concentraron en el 11 por ciento de las turbinas».

   De esta forma, el CSIC ha afirmado que este trabajo demuestra que, si se dispone de información detallada sobre la distribución de las colonias de buitres y su tamaño, se puede planificar la ordenación espacial de los parques eólicos y minimizar la mortalidad de estas aves, lo que haría «efectiva» esta herramienta.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés