109 investigadores reunidos en el Congreso sobre baterías de sodio

Durante el 16 y 17 de octubre el Placio Villasuso de Vitoria-Gasteiz acogió a más de un centenar de científicos de todo el mundo que debatirán los avances en la investigación de este tipo de baterías, campo en el que el CIC Energigune

El CIC Energigune, el centro de investigación de la energía, apoyado por el Ente Vasco de la Energía (EVE), organizó el 1º Simposio Mundial sobre baterías de sodio, un nuevo tipo de baterías que utiliza este material, mucho más barato y abundante que el litio, y que puede suponer una solución para el problema que supone el almacenamiento de la energía producida por las renovables, y por lo tanto, permitir una mayor eficiencia de estas energías y, en consecuencia, un mayor desarrollo de las mismas.

Durante el 16 y 17 de octubre el Placio Villasuso de Vitoria-Gasteiz acogió a más de un centenar de científicos de todo el mundo que debatirán los avances en la investigación de este tipo de baterías, campo en el que el CIC Energigune es un referente a nivel mundial. “La celebración de este simposio en Vitoria-Gasteiz es un hito muy importante en nuestra corta trayectoria y ha despertado mucho interés en toda la comunidad científica ya que las baterías de sodio pueden ser una magnífica respuesta para almacenar el excedente de energía que se produce en los aerogeneradores o en los sistemas fotovoltaicos. En la actualidad, este es un problema que impide un desarrollo mayor de estas energías sostenibles ya que, por ejemplo, en el caso de los aerogeneradores su pico de producción suele coincidir con la noche, cuando la demanda es mínima y es fundamental conseguir una solución eficiente para almacenar ese excedente de energía, de tal manera, que pueda ser utilizado en momentos de máxima demanda”, explica Jesús María Goiri, director del CIC Energigune.

Campo de investigación emergente
Dentro de las diferentes posibilidades de almacenamiento energético disponibles hoy en día, las baterías son las más eficientes. Sin embargo, las baterías de ion-litio, las más utilizadas para nuestros ordenadores o teléfonos móviles, tienen un alto coste por los materiales utilizados y, además, su materia prima es escasa y está concentrada en pocos lugares del planeta.

Para Jesús María Goiri, “en este contexto, la baterías de sodio, a pesar de ser más grandes y pesadas, cobran un importante protagonismo, ya que la disponibilidad de la materia prima es mucho mayor y su coste mucho menor. Por eso, en campos como el de las energías renovables, donde el volumen y peso de las baterías no es tan importante, las de sodio pueden convertirse en la solución perfecta”. Las investigaciones para desarrollar las baterías de sodio están todavía en un período emergente y este encuentro mundial en Vitoria-Gasteiz puede servir de impulso para estos estudios.

Durante las dos jornadas de congreso expertos mundiales expusieron los últimos avances en esta materia, entre ellos el japonés Shinichi Komaba y el francés Michel Armand. El primero es doctor en química por la Universidad de Waseda en Japón y ha trabajado en el MIT de Boston. Actualmente lidera uno de los grupos más activos a nivel mundial en la investigación sobre baterías de sodio. En el caso del investigador francés, líder de una de las líneas de investigación de CIC Energigune, es uno de los expertos más reconocidos en el campo de las investigaciones en baterías. Otros ponentes de reconocido prestigio mundial fueron la española Rosa Palacín, el francés Claude Delmas, el alemán Philipp Adelhem, o el chino Yong-Sheng Hu.

Más información

http://www.eve.es/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés