Expobiomasa se sitúa entre las cinco ferias más importantes del mundo sobre biomasa

Respecto a la importancia económica, el sector de la biomasa “representa el 4 por ciento del PIB regional y el objetivo es que en 2020 sea del 5 por ciento y que genere puestos de trabajo, hoy mueve unos 16.000 empleos y el objetivo en 2020 es llegar a 20.000”.

os consejeros de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, y de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, han visitado hoy Expobiomasa 2014, el mayor evento especializado en biomasa de Europa con 546 empresas y marcas expositivas. La Feria, que se desarrolla hasta el próximo jueves 23 de octubre, cuenta con más de 26.500 metros cuadrados de exposición y espera la presencia de cerca de 18.000 profesionales.

Como ha apuntado Silván en palabras recogidas por DiCYT, en esta edición la Feria, “que se sitúa entre las cinco más importantes del mundo en torno a la biomasa”, contará con asistentes de más de 25 países. Según ha detallado, la biomasa “es una fuente de energía renovable, limpia y sostenible con un enorme potencial en Castilla y León y con una gran importancia medioambiental, económica y energética en nuestra comunidad y en el resto de España”. A nivel energético, añade, esta importancia radica en que “se trata de una fuente de energía alternativa y complementaria a las fósiles tradicionales, con el objetivo de contribuir a la reducción de la dependencia exterior y a aprovechar la materia prima que tenemos aquí”.

Respecto a la importancia económica, el sector de la biomasa “representa el 4 por ciento del PIB regional y el objetivo es que en 2020 sea del 5 por ciento y que genere puestos de trabajo, hoy mueve unos 16.000 empleos y el objetivo en 2020 es llegar a 20.000”. Esto se traduce, agrega, en ahorros para el bolsillo de las empresas y de los ciudadanos, en concreto “una reducción del recibo de entre el 20 y el 30 por ciento en relación a las fuentes energéticas tradicionales”.

- Advertisement -

Finalmente, la relevancia medioambiental se observa “en la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, que en 2020 queremos que se reduzca en un 20 por ciento” y también “en la sostenibilidad y mantenimiento de nuestros bosques, ya que no solo se lucha contra los incendios en verano, si no los 365 días del año y la biomasa contribuye a prevenirlos”.

Por su parte, el responsable de Expobiomasa, Javier Díaz, ha insistido en que en esta edición la Feria “está muy centrada en la cadena de valor de la biomasa para uso térmico con una primera parte centrada a la materia prima forestal, para luego pasar al pabellón 2 y observar cómo se transforma en las industrias en biocombustibles sólidos, como pellets o astillas, y finalmente visitar el pabellón 4 de equipos de valorización térmica como estufas o calderas”. Díaz ha asegurado que el crecimiento que ha experimentado la Feria en los últimos años “viene a demostrar que el país se ha dado cuenta de que tiene una energía propia que puede ahorrar mucho dinero en sus consumos a familias y administraciones, lo que ha creado un sector potente y dinámico”.

El evento, organizado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), cuenta con la colaboración de IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid y la Feria de Valladolid.

Proyectos para incrementar el consumo de biomasa

En estos momentos, Castilla y León tiene más de 20 centrales eléctricas con una potencia total instalada de 55 megavatios que han supuesto una inversión de 100 millones de euros, han creado 550 empleos y consumen 500.000 toneladas de biomasa al año. El desarrollo, expansión y extensión del uso de la energía a través de la biomasa está teniendo un crecimiento exponencial en todo tipo de edificios, industrias, hoteles o comunidades de vecinos. En los dos últimos años el número de instalaciones de biomasa en edificios públicos ha aumentado un 70 por ciento

La Junta de Castilla y León ha realizado una inversión superior a los 58 millones de euros y más de 200 actuaciones para sustituir calderas de combustible fósil por calderas de biomasa en centros públicos, sanitarios, educativos y de servicios sociales, fundamentalmente del medio rural.

Ya se han ejecutado los proyectos del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León; el Instituto de Educación Secundaria en Roa de Duero, en Burgos; el CEIP Pedro I, de Tordesillas, en Valladolid; o el Centro de Salud en la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco. Y además están ejecutándose mejoras, entre otros lugares, en la red de calor del Campus de la Universidad de Valladolid, el complejo CHF y la residencia Virgen del Camino dependientes del Ayuntamiento de León; en los Centros de Formación y Capacitación Agraria (Viñalta, Almazán, Segovia, Santa Espina); en un Instituto en Iscar en Valladolid; y en la red de edificios municipales de Olmedo, en Valladolid.

Castilla y León se sitúa en los primeros puestos, el quinto a nivel nacional, respecto al número de municipios que cuentan con al menos una instalación de biomasa -cerca del 37 por ciento (830) de los municipios de la comunidad- y fundamentalmente en edificios y dependencias públicas (administrativos, colegios, residencias, instalaciones deportivas…).

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés