Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

El juzgado amplía hasta los 18 meses la instrucción por el incendio de Moguer (Huelva) dada «su complejidad»

En esta causa figuran como investigados los responsables de la carbonería en la que el informe de la Brigada de Investigación e Incendios Forestales (BIIF) de la Junta sitúa el origen del incendio por «una negligencia por descuido», así como dicho informe indica que desde esta empresa intentaron con «maquinaria pesada ocultar evidencias» que pudieran inculpar a empresa.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Moguer (Huelva) ha acordado ampliar hasta los 18 meses el plazo de instrucción de la causa abierta por el incendio declarado el 24 de junio y que afectó a alrededor de 8.500 hectáreas del entorno de Doñana por su «carácter complejo».

En esta causa figuran como investigados los responsables de la carbonería en la que el informe de la Brigada de Investigación e Incendios Forestales (BIIF) de la Junta sitúa el origen del incendio por «una negligencia por descuido», así como dicho informe indica que desde esta empresa intentaron con «maquinaria pesada ocultar evidencias» que pudieran inculpar a empresa.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, con fecha de 10 de octubre, el juzgado recuerda que el plazo establecido para practicar diligencias es de seis meses pero, tras la solicitud del Ministerio Fiscal de que se amplíe y al no haber oposición de las partes implicadas, se ha acordado ampliar dicho periodo hasta los 18 meses.

En el auto, el juzgado remarca que en esta causa se dan una serie de circunstancias que hacen necesaria la ampliación del plazo, al tiempo que aclara que la medida «no es consecuencia de la desidia o inactividad de la autoridad judicial».

«Se dan determinadas circunstancias que justifican la expansión del plazo de instrucción hasta el límite de los 18 meses establecidos en la ley, toda vez que para la instrucción se hacen necesarias pericias de carácter técnico para el esclarecimiento de los hechos, cuya elaboración supone el transcurso de unos plazos que no se deben a inactividad alguna por parte del órgano judicial», prosigue el auto, adelantado por el diario ‘Huelva24’.

Asimismo, indica que «deben realizarse pericias, no solo a los efectos del esclarecimiento de los hechos investigados, sino también deberán hacerse abundantes pericias para la tasación de los daños», así como la investigación exige el examen de «abundante documentación o complicados análisis».

Asimismo, el auto remarca que se han recabado diversos informes, de los cuales «podrán resultar necesario la práctica de otras diligencias». En este sentido, se pone como ejemplo, que se ha acordado solicitar al Ayuntamiento de Moguer un informe sobre las inspecciones realizadas en la carbonería en los últimos cinco años y el estado actual de la solicitud de la empresa en 2017 para instalar dos nuevos hornos.

También se oficiará a la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Huelva para que remita un informe detallado de los gastos de extinción del incendio; informes técnicos sobre el alcance y efectos del incendio en la biodiversidad del Espacio Natural de Doñana y sobre el peligro para las personas y el alcance de las evacuaciones realizadas durante los días del incendio. Además, se ha acordado solicitar al Instituto Geológico Minero de España de un informe técnico sobre el alcance y efectos del incendio en el acuífero.

Por último, señala que tras la declaración de los responsables de la carbonería el pasado septiembre, –en la que presentaron desde la defensa un informe pericial sobre el origen y causa del incendio y del uso de maquinaria–, se ha acordado dar traslado del mismo al Seprona y a la BIIF, para que ratifiquen o rectifiquen su respectivo informe.

En definitiva, se amplía el plazo de instrucción ya que, tras las práctica de las primeras diligencias, «pudiera hacerse necesario realizar nuevas pericias o tasaciones», a la vez que señalan que existe «un elevado número de perjudicados», respecto de los cuales «deberán hacer el oportuno ofrecimiento de acciones y en su caso, las tasaciones correspondientes».

Hay que recordar que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se personó como acusación particular y parte perjudicada en la causa del incendio.

Asimismo, la Consejería indicó que la carbonería «suspendió su actividad el 21 de julio» y, a través de la Delegación Territorial de Huelva, ratificó a principios del mes de agosto la suspensión de la actividad de esta empresa y el inicio de los trámites del expediente sancionador a esta carbonería vegetal.

Por otro lado, el colectivo de afectados por este incendio forestal pedirán a la citada carbonería indemnizaciones por los daños materiales que les generó el fuego, así como por los daños morales derivados de este siniestro ambiental.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés