Cantabria comprende las protestas contra espigones y las analizará

Aunque se trata de una obra del Ministerio, estos colectivos señalan que ha sido promovida desde el Ayuntamiento de Santander, por lo que ya han reclamado a la alcaldesa, Gema Igual, su paralización.

El Gobierno de Cantabria «toma nota» de las protestas contra los diques de La Magdalena y Los Peligros y «analizará» las reivindicaciones de quienes se oponen a esta actuación así como el proceso de información y participación pública realizado en relación a esta obra.

«Claro que tomaremos nota y lo analizaremos», ha afirmado la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, al ser cuestionada este lunes sobre las protestas que, promovidas por ARCA y Grupo Alceda, se están efectuando en las últimas semanas –la última este domingo– contra los diques que el Ministerio de Medio Ambiente están ejecutando en estas playas para hacer frente a la pérdida de arena de estas playas.

Estos colectivos consideran un «atentado» esta obra y han convocado ya algunas concentraciones en la zona donde se están construyendo los espigones para pedir la paralización de los trabajos y la retirada de las escolleras por el impacto paisajístico que, a su juicio, suponen y han denunciado «falta de sensibilidad» por parte de las Administraciones que están detrás del proyecto.

- Advertisement -

Aunque se trata de una obra del Ministerio, estos colectivos señalan que ha sido promovida desde el Ayuntamiento de Santander, por lo que ya han reclamado a la alcaldesa, Gema Igual, su paralización.

También han pedido al Gobierno de Cantabria y al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que «pare» lo que consideran una «barbaridad» y una «herida» para la ciudad.

Cuestionada por estas protestas, Díaz Tezanos ha mostrado su «respeto» a las mismas y a quines las promueven y respaldan y ha señalado que el Gobierno regional (PRC-PSOE) «siempre está muy atento» a las reivindicaciones de los colectivos ciudadanos.

Aunque ha señalado que desde el Ejecutivo «tomarán nota» a estas reinvindicaciones, la vicepresidenta regional sí ha apuntado que «parece» que el proceso de información publica se ha llevado a cabo «con rigor», aunque ha asegurado que el Gobierno lo «analizará».

Por parte de los colectivos que se oponen a la obra se opina que no ha habido en este asunto el proceso de información pública que era «necesario» y creen que en todo este proyecto ha habido una «enorme falta de transparencia», tanto en lo que se refiere a los detalles de la actuación, como en cuanto a la presentación de alegaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés