Los vehículos eléctricos son un invento nuevo

En los años 70 y debido a una de las crisis del petróleo, volvieron a aparecer de manera anecdótica vehículos eléctricos, en su mayoría urbanos, de estética muy cuestionable, y con autonomías ridículas.

Nada más lejos de la realidad. De hecho, se desarrolló primero el coche eléctrico y después el coche de combustión. En 1832 (sí, siglo XIX) salió a la luz un vehículo eléctrico que alcanzaba los 30 km/h y cuya autonomía era de 100 km. A finales de este siglo, ya por 1897, había más de 100 taxis eléctricos en Nueva York. Había más taxis eléctricos que a gasolina. Le siguieron otras grandes ciudades americanas. Parecía que comenzaba una revolución en la movilidad, pero no.

Primer vehículo eléctrico, en 1832

- Advertisement -

Sobre 1920 se dejó morir el coche eléctrico (primera de varias muertes sucedidas), en pro de unos coches de combustión con mayor facilidad de repostaje (las redes eléctricas todavía eran incipientes en muchos territorios, sin embargo la distribución de gasolina sí era algo corriente). Los coches de combustión eran toscos, ruidosos, contaminantes y menos fiables, pero había gasolina por todas partes. El propio Ferdinand Porsche diseñó un coche eléctrico para que su esposa no tuviera que lidiar con complejos arranques y la suciedad de un coche de combustión.

En los años 70 y debido a una de las crisis del petróleo, volvieron a aparecer de manera anecdótica vehículos eléctricos, en su mayoría urbanos, de estética muy cuestionable, y con autonomías ridículas. Fue en 1996 cuando nada menos que General Motors presentó un vehículo eléctrico funcional que fue todo un éxito… tal éxito fue, que temerosos de haber iniciado una revolución inesperada, retiraron todos los coches de la circulación… y los destruyeron, literalmente hablando. Los chafaron. Documentales como “¿Quién mató al coche eléctrico?” ponen los pelos de punta sobre lo espeluznante que resultó el asunto. Simplemente, no interesaba que esos cochecitos no contaminantes, asequibles, rápidos y con autonomía suficiente, poblaran las calles de las megasaturadas y megacontaminadas grandes ciudades de los USA…

GM EV-1

Y ahora, 20 años más tarde, volvemos a las andadas…

Efectivamente, ahora vuelven a estar de moda los vehículos eléctricos… todas, absolutamente todas las marcas, están desarrollando o ya tienen en el mercado una versión eléctrica pura. Pero cuidado, antes deberemos ver por nuestras calles y carreteras (y ojalá así sea) muchos más miles de eficientes híbridos (vehículos con motor de combustión que se apoyan en uno eléctrico con baterías a bordo, para las fases de aceleración y para salir de parado), e híbridos enchufables, que son como los anteriores, pero con la capacidad de recorrer unos 40 ó 50 km en modo totalmente eléctrico, y que los podemos recargar en nuestra casa cómodamente o en nuestro lugar de trabajo. Eso si es que podemos acceder a una toma de corriente en esos sitios, que lamentablemente y debido a la estructura vertical de nuestras ciudades, no es tarea fácil.

Existe otro tipo, el de los eléctricos puros con un motor de combustión que no está conectado al tren motriz y que sólo sirve como generador eléctrico para cargar las baterías a bordo… los denominados “eléctricos de autonomía extendida”, en mi opinión una modalidad muy útil para la transición al eléctrico puro con autonomías realistas y utilizables, porque este es talón de Aquiles de los coches eléctricos. No su aceleración, calidad de rodadura, economía de utilización, sencillez de uso, etc. No, todo eso son ventajas indiscutibles. Ventajas tales que, ojito, si pruebas un eléctrico, no vuelves a combustión. Eso te lo firmo ahora. Es como cuando pruebas un coche automático, cuesta volver a pisar embragues tras ello.

Pero, ¿y la autonomiá de los coches eléctricos qué? ¡no sirven para viajar!

Y esto, amigos de la eficiencia y la ecología, es lo que va a cambiar. Pronto. Nos van dando, poco a poco, cada vez más autonomía real. Al principio eran coches con 120-150 km de autonomía (Renault Fluence), luego unos 200 km y hasta casi 300 (Renault Zoe, VW e-Golf). Hyundai se desmarca estas últimas semanas con el Kona EV y sus más de 480 km de autonomía homologados en ciclo real mixto. Pero a un precio que casi dobla un Kona básico de combustión.

¡ah! ¡esto es lo de los tesla esos que aceleran como un demonio!

Bueno, Tesla juega en otra liga, simplemente. Sus coches tienen autonomías entre 400 y 600 km reales, pero a la vez tienen la capacidad de aceleración de un auténtico deportivo.

Por eso valen entre 50.000 y 120.000€, dependiendo de modelos y equipamiento. También son coches que pueden circular solos por autovía, pero eso son minudencias. Y pronto saldrá a la venta el “deportivo” de Tesla (como si sus demás modelos no lo fueran), el Roadster, que anuncia 400 km/h de máxima y autonomía de 1.000 km. No, no se me ha colado ningún cero. De 0 a 100 km/h en menos de lo que has tardado en leer esta última frase: 2,1 segundos.

Otras marcas Premium intentan seguir los pasos de Tesla, y lo van a conseguir. Audi (e-tron), Mercedes Benz (EQC 400), BMW (i3), y Polestar (de Volvo) han sacado o están a punto (2019) de sacar sus lujosos vehículos eléctricos puros con autonomías decentes y tarifas válidas sólo para C.E.O.s de empresas medianas y grandes. Pero necesitarán estos coches de cero emisiones para acceder al centro de las ciudades donde estén sus sedes, creedme.

Polestar 1

Pero poco a poco todo esto se democratizará, y sabemos –y ellos lo saben- que los vehículos eléctricos son el futuro, sin ningún tipo de duda, y cada vez serán más habituales. ¿En cuántos años? Nadie tiene la respuesta, pero se habla de unos 15 ó 20 años para que deje de sorprendernos que nuestro cuñado ya anda con un eléctrico.

Si quieres saber más sobre vehículos eléctricos te recomendamos que veas el siguiente video y si estás interesado en formarte en este sector, con una previsión de futuro espectacular, no dejes de informarte en nuestra página Web de nuestra oferta formativa, de la mano de las empresas más potentes del sector.

Ver video aqui

Autor del artículo: Álvaro Chagoyen del Instituto Tecnológico MasterD

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés