Luna, una lince nacida en Portugal, será liberada en el Valle de Matachel (Badajoz)

Dicho proyecto cuenta con 19 socios de organismos gubernamentales y no gubernamentales, nacionales, transnacionales y autonómicos, como Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Portugal.

Las labores de reintroducción del Lince Ibérico en Extremadura continuarán este viernes, día 20, con la suelta de ‘Luna‘, un ejemplar hembra procedente del centro de cría de Silves en Portugal y que será liberada en el área cercada habilitada al efecto en el Valle de Matachel.

El método será el de la suelta-blanda, es decir, en un cercado para pasar unos días antes de su suelta definitiva «tras su perfecta aclimatación al entorno», según ha informado el Gobierno autonómico en nota de prensa.

De este modo, se prosigue con la reintroducción de esta «emblemática» especie en Extremadura, y todos los linces liberados van equipados con un collar GPS «para facilitar su localización y seguimiento».

- Advertisement -

La reintroducción de esta especie es fruto de las actuaciones realizadas por la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Extremadura con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y dentro del marco del Proyecto Life+ Iberlince: ‘Recuperación de la distribución Lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal’.

Dicho proyecto cuenta con 19 socios de organismos gubernamentales y no gubernamentales, nacionales, transnacionales y autonómicos, como Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Portugal.

Su objetivo principal es recuperar la distribución histórica del lince ibérico tanto en España como en Portugal, «puesto que es el felino más amenazado del mundo y actualmente está en peligro crítico de extinción».

De este modo, en Extremadura, el proyecto cuenta con la intervención de la Dirección General de Medio Ambiente y otros tres socios, la empresa Agroforex, Fundación CBD-Hábitat y Adenex; así como la colaboración del Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico de Zarza de Granadilla y del Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

TRABAJO

Asimismo, destaca un año más el «esfuerzo» y el «trabajo» de los técnicos y «la enorme colaboración de los propietarios de las fincas», La Federación Extremeña de Caza y de diversas administraciones como la Guardia Civil – Seprona, ayuntamientos de la zona, diputaciones provinciales, Consejería de Educación y Cultura, la de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, los Agentes del Medio Natural y la Universidad de Extremadura (UEx).

En estos tres años y medio de trabajo se han ejecutado numerosas acciones para la consecución del principal objetivo, que es conseguir una población estable de linces en Extremadura con acciones de mejora de hábitat, estudios sanitarios de carnívoros, acciones para evitar atropellos en vías de comunicación, selección de áreas de reintroducción, muestreos de conejos y de hábitat y control de las amenazas para la especie, entre otras.

Además, se ha profundizado en las acciones de divulgación, sensibilización social e información sobre la reintroducción del lince ibérico, «fundamentales para concienciar a la población de las zonas de reintroducción y de toda Extremadura en general».

Del mismo modo, la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, en colaboración con la de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, han instalado señales de tráfico en Extremadura en el área de reintroducción del lince en el Matachel para avisar a los conductores de que circulen con precaución en los puntos negros detectados.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés