En la exhibición sexual reside el origen de las plumas

Hasta ahora, se sabía que los pájaros con este diseño inusual de cola inusual, ahora extinto, vivieron en la actual China, que no formaba parte de Gondwana, durante este período de la historia de la Tierra.

Restos fósiles de una pequeña ave con dientes de hace 115 millones de años y una cola de dos puntas, han aportado luz al enigma sobre la evolución de las plumas.

Esta muestra 3-D notablemente bien conservada, encontrada en el noreste de Brasil, es el fósil más antiguo de ave de Gondwana, el supercontinente que se rompió en masas de tierra para dar forma el mundo actual.

Hasta ahora, se sabía que los pájaros con este diseño inusual de cola inusual, ahora extinto, vivieron en la actual China, que no formaba parte de Gondwana, durante este período de la historia de la Tierra.

La criatura mide unos seis centímetros de la punta del pico hasta el comienzo de su cola doble en forma de cinta. Todavía sin nombre, el nuevo pájaro pertenecía a un grupo conocido como Enantiornithes cuyos miembros tenían dientes y alas con garras, y se cree que no ha dejado descendientes vivos.

IMPRESIÓN EN 3D

El fósil es excepcional, ya que la impresión del pájaro, que queda en la roca, no ha sido totalmente aplanada. Por el contrario, la impronta conserva algo de volumen, lo que a su vez ayuda en gran medida a la comprensión de la forma del pájaro y su posible movimiento.

Dado que las plumas no parecen haber sido útiles para el equilibrio del cuerpo o la huida, fueron probablemente utilizadas para exhibición sexual, el reconocimiento de las especies o la comunicación visual, concluyern los investigadores.

El estudio, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, aparece en la revista Nature Communications.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Animales tóxicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Cuánto pesa el planeta Tierra

Qué son las especies invasoras

Animales tóxicos

Protección de la UE al lobo retrocede