UNESCO, reunión en el castillo de Castellet

El objetivo de la red es dar a conocer las reservas, a través de materiales monográficos para divulgar el patrimonio natural, paisajístico y cultural de estos espacios, situados en España, Argelia, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Francia, Grecia, Israel, Italia, Líbano, Marruecos, Montenegro, Portugal y Túnez;

Un total de 61 reservas de la biosfera mediterráneas situadas en 14 países se han unido en la Red de Reservas de la Biosfera Mediterráneas (RRBMed), que se ubicará en el Centro Internacional Unesco situado en el castillo de Castellet, en el municipio de Castellet i la Gornal (Barcelona).

La RRBMed ha sido presentada este viernes en el castillo por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos; el director de la División de Ecología y Ciencias de la Tierra de la Unesco, Qunli Han; el embajador delegado permanente de España ante la Unesco, Juan Manuel Barandica; el secretario general de Abertis, José María Coronas, y el coordinador del centro, Martí Boada, entre otros.

El objetivo de la red es dar a conocer las reservas, a través de materiales monográficos para divulgar el patrimonio natural, paisajístico y cultural de estos espacios, situados en España, Argelia, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Francia, Grecia, Israel, Italia, Líbano, Marruecos, Montenegro, Portugal y Túnez; y concretamente en Catalunya, se sitúan en Terres de l’Ebre y Montseny.

El castillo de Castellet fue declarado Centro Internacional Unesco de Reservas de la Biosfera Mediterráneas el 5 de abril de 2014, fruto de la colaboración público-privada entre el Organismo Autónomo de Parques Naturales del Ministerio de Agricultura y la Fundación Abertis, con el apoyo del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB).

Boada ha detallado que las líneas estratégicas del centro serán «fortalecer las relaciones entre las diferentes reservas de la biosfera» y su planificación; la comunicación, formación y educación ambiental para socializar el conocimiento; la documentación; la cooperación entre el norte y el sur, y el fomento de la relación entre academia, sociedad civil y empresa, entre otros.

«En el siglo XXI el paisaje ya no es separatista. No se separa la naturaleza y la cultura», ha dicho Boada, quien ha parafraseado a Nelson Mandela al afirmar que la gran lucha de la humanidad ya no es de clases sino por el medio ambiente, lo que tiene una connotación inequívocamente social y no es una cuestión ideológica.

ESPAÑA EN EL PROGRAMA MaB

El secretario de Estado de Medio Ambiente ha precisado que España dispone de 47 reservas que ocupan una superficie de 5 millones de hectáreas –el 10,47% del total–, y ha celebrado la constitución de la Red, que completa la participación de España en el programa Man and Biosphere (MaB) de la Unesco.

El director de la División de Ecología y Ciencias de la Tierra de la Unesco, Qunli Han, ha agradecido el apoyo de España porque el centro es el primero bajo el paraguas del programa científico MaB, y ha incidido en que desde 1971 la Unesco ha declarado 650 espacios de la biosfera con una gran diversidad de ecosistemas donde viven 170 millones de personas.

La presentación de la RRBMed ha dado paso a un debate bajo el título ‘Las dos orillas del Mediterráneo’, que ha reunido al vicepresidente del Centro Internacional de Toledo por la Paz y exministro de Asuntos Exteriores de Israel, Shlomo Ben Ami; a la oceanógrafa catalana Josefina Castellví; al chef catalán Josep Roca, y al exministro de Agua e Irrigación de Jordania Munther Haddadin.

Tras profesar su amor por el Mediterráneo desde sus respectivos campos, han analizado algunos de los retos que enfrenta la región como son el retroceso de la arena en las playas; la falta de agua potable y los procesos de desalinización; la cooperación multilateral entre los países mediterráneos, y la inmigración de sur a norte, entre otros temas.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés