Gorilas en la niebla administrativa

Hasta el momento, los responsables de la UICN no han dado respuesta a la propuesta indicada, en la que además y según señala el Proyecto Gran Simio

Proyecto Gran Simio ha enviado una carta junto con un informe al Presidente de la unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y a su representante en España, solicitando que en su listado de especies en alto riesgo de extinción donde se encuentra la subespecie del Gorila de Montaña con alrededor de 800 ejemplares, se incluya también a la subespecie del gorila del Río Cross que habita entre la fronteras de Nigeria y Camerún, al quedar escasamente 200 ejemplares repartidos en nueve áreas incomunicadas entre sí.

Hasta el momento, los responsables de la UICN no han dado respuesta a la propuesta indicada, en la que además y según señala el Proyecto Gran Simio, se solicita que en esa lista deben estar incluidos todos los grandes simios con sus subespecies, ya que debido a la presión humana y la deforestación intensiva de las selvas tropicales, sus poblaciones están disminuyendo de una forma alarmante en la que nadie puede dar exactamente una cifra real de los individuos de estas especies que sobreviven en su propio hábitat.

Igualmente y dentro de la carta enviada a la Dirección General de la UICN, Proyecto Gran Simio solicita encarecidamente que se realice una petición a las Naciones Unidas para que los grandes simios (bonobos, gorilas, chimpancés y orangutanes), sean considerados PATRIMONIOS VIVOS DE LA HUMANIDAD. Ya existen cientos de estudios que diariamente están saliendo a la luz pública, en los cuales nos muestran a los grandes simios muy cercanos a nosotros como especie. Por otro lado desde 1997 y científicamente, los grandes simios están incluidos en la familia de los homínidos y tienen que ver mucho con la historia y el pasado de la humanidad. Por todo ello es de gran importancia que la UICN convoque un Congreso especial para tratar esta propuesta en la que muchos científicos y especialistas como José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca y Premio Príncipe de Asturias, apoyan de una forma absoluta. El declararles Patrimonio de la Humanidad, los grandes simios recibirían una protección máxima y sus poblaciones, las que aún queden, podrían pasar a ser protegidas de una forma más rigurosa y esencial para evitar su extinción.

- Advertisement -

“Las humanos tenemos la responsabilidad y el deber de proteger a los grandes simios que han caminado junto con los humanos en este corto sendero de la evolución y que juntos procedemos de un mismo ancestro común, por lo que se han ganado el derecho de estar dentro de la propia historia del hombre y por consiguiente ser un patrimonio vivo de la humanidad”, ha declarado Pedro Pozas Terrados Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España).

Pozas advierte que de no implantar urgentemente medidas de protección máxima para las poblaciones de los grandes simios y medidas restrictivas contando siempre con la población nativa, perderemos para siempre una joya única y las generaciones futuras criticarán nuestra falsa protección de las especies que pueblan nuestro planeta.

Ya es hora, declara el presentante de esta organización internacional, de que los humanos al igual que reconocemos monumentos y parajes naturales y les damos una categoría especial, le demos a nuestros hermanos evolutivos, un reconocimiento universal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés