Descontento ‘generalizado’ afectados por el incendio de Quesada satisfechos con el inicio de la restauración

El alcalde de Quesada, Manuel Vallejo, ha dicho a Europa Press que la valoración del inicio de los trabajos de restauración y regeneración es «muy positiva» ya que «para llegar hasta aquí se ha trabajado con una velocidad y prontitud tremenda».

Los alcaldes de Quesada y Huesa cuyos términos municipales se vieron afectados por el incendio que este pasado mes de julio arrasó más de 10.000 hectáreas se han mostrado este lunes «muy satisfechos» con el inicio de los trabajos de restauración que han iniciado los trabajadores del Infoca.

El alcalde de Quesada, Manuel Vallejo, ha dicho a Europa Press que la valoración del inicio de los trabajos de restauración y regeneración es «muy positiva» ya que «para llegar hasta aquí se ha trabajado con una velocidad y prontitud tremenda».

Vallejo ha indicado que en los tres meses que han pasado desde el incendio, «no se ha parado de trabajar ni un minuto». Durante todo este tiempo, ha dicho Vallejo, se ha trabajado en los despachos y ahora «por fin se comienza a trabajar sobre un terreno en el que afortunadamente ya se ve algún que otro brote verde».

- Advertisement -

En esta misma línea se ha pronunciado el alcalde de Huesa, Ángel Padilla, cuyo término municipal fue también duramente castigado por las llamas de un incendio que está considerado como uno de los más graves de Andalucía y de España en los últimos 50 años.

Un total de 40 trabajadores del Infoca han comenzado este lunes las labores de restauración y regeneración ambiental. A mediados de octubre, el personal destinado a estos trabajos se incrementará hasta unos 110 efectivos que trabajarán en la zona hasta mediados de noviembre, siempre y cuando vaya acompañando la meteorología.

Las primeras actuaciones están destinadas a la construcción de fajinas y albarradas. En total, en esta primera fase se prevé intervenir en 130 hectáreas del término municipal de Quesada y otras 110 hectáreas de Huesa. Asimismo, se va a trabajar en la habilitación de naves ganaderas en Cabra de Santo Cristo para poder trasladar a unas 5.000 cabezas, principalmente ovejas, a nuevas zonas de pastoreo.

También, a mediados de octubre está previsto que se liciten las obras de mejoras de caminos e infraestructuras, a los que podrán concurrir las empresas de la zona con lo que se prevé generar empleo en los municipios afectados por el incendio.

En esta primera fase de actuaciones se va a invertir un millón de euros, el resto hasta 2,1 millones previstos se ejecutará a partir de febrero del próximo año y se invertirá en tratamientos fitosanitarios y plantación.

La mayor parte del terreno afectado por el incendio es superficie forestal, 9.852 hectáreas y otras 342 hectáreas son agrícolas. Se trata de una zona de alto valor ecológico que en su 90 por ciento corresponde a montes públicos de la Junta de Andalucía y de los ayuntamientos.

La prioridad de su departamento es luchar contra la erosión del suelo y favorecer la recuperación de la vegetación natural. Además, todos los residuos que se obtengan serán «picados» para utilizarnos como abono e impulsar la regeneración del terreno.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés