Los secretos del mayor volcán del mundo

Las dorsales oceánicas son donde emergen los pozos de lava fresca desde lo más profundo dentro de la Tierra para crear corteza oceánica. Discurren por miles de kilómetros a lo largo de los centros de la mayoría de las cuencas oceánicas.

El mayor volcán del mundo, cuyo pico está casi dos kilómetros por debajo de las olas del Océano Pacífico, está comenzando a revelar sus secretos.

Nuevos datos magnéticos sugieren que la gigantesca montaña submarina conocida como Macizo Tamu, 1.600 kilómetros al este de Japón, es una especie de híbrido volcánico formado por una sucesión de largas cadenas volcánicas y una erupción enorme. «Estamos pensando en algo que está a medio camino entre una cordillera en medio del océano y un solo volcán cónico», dice William Sager, geofísico marino de la Universidad de Houston.

Las dorsales oceánicas son donde emergen los pozos de lava fresca desde lo más profundo dentro de la Tierra para crear corteza oceánica. Discurren por miles de kilómetros a lo largo de los centros de la mayoría de las cuencas oceánicas.

Sager y sus colegas culminaron el 10 de noviembre una misión de cinco semanas a bordo de un barco del Instituto Oceánico Schmidt de Palo Alto, California. El viaje fue el último intento de desentrañar los misterios de este volcán enorme, informa Nature.com.

Cubriendo un área del tamaño de Nuevo México, el Macizo Tamu se alza más de cuatro kilómetros sobre el fondo marino. «Este volcán es una bestia», dice Joerg Geldmacher, geofísico marino en el Centro Helmholtz de Investigación, en Alemania.

El tamaño del Macizo Tamu Macizo se remonta a las circunstancias inusuales de su origen. Hace unos 145 millones años comenzó a brotar lava en el fondo marino donde confluyen tres dorsales oceánicas en una triple conjunción geológica. Cada dorsal emitió lava que se enfrió y conservó un registro del magnetismo de la Tierra en ese momento. Debido a que el campo magnético del planeta se ha invertido muchas veces durante millones de años, la lava registró con el tiempo rayas de alternancia de polaridad magnética en cualquiera de los lados de la cordillera donde surgió.

Investigaciones previas habían detectado estas diferencias magnéticas pero no pudieron ser explicadas. Ahora, los científicos confirmaron lo que sólo sospechaban: el Macizo Tamu parece tener bandas magnéticas coherentes en cualquiera de sus dos lados, como las observadas en las crestas que se extienden en el fondo marino. Sugiere que al menos parte del Macizo Tamu nació de lava fresca que brotó en rayas ordenadas en la conjunción geológica triple.

La montaña principal en sí es más una mancha sin forma magnética, sin embargo. Eso amorfismo sugiere que algo más está pasando. Tal vez una columna de roca caliente que sube desde las profundidades de la Tierra a través del manto, alimentando una erupción en la superficie como la antorcha de soldador apuntando hacia arriba. Si es así, entonces el Macizo Tamu es uno de los pocos lugares en el planeta donde una pluma del manto puede haber interactuado con un conjunción triple, dice Geldmacher.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés