El gato con los ojos más grandes del mundo

Es probable que Gimo sepa lo terriblemente adorable que es pues no sólo sabe cautivar con su impresionante mirada de «yo no he hecho nada malo nunca», esta bola de pelo negro y gris sabe ponerse de pie y desaparecer sus patas delanteras en una pose estudiada para conseguir todo lo que quiere.

Cuando los grandes y perfectamente redondos ojos verdes de Gimo miran a cámara, es -casi- imposible resistirse a su particular belleza. Y como único que es, los dueños de este precioso ejemplar de gato le han abierto su propia cuenta en Instagram (@1room1cat) donde cientos de miles de fans no se pierden ninguna de las cautivadoras publicaciones sobre el minino.

4

Es probable que Gimo sepa lo terriblemente adorable que es pues no sólo sabe cautivar con su impresionante mirada de «yo no he hecho nada malo nunca», esta bola de pelo negro y gris sabe ponerse de pie y desaparecer sus patas delanteras en una pose estudiada para conseguir todo lo que quiere.

- Advertisement -

2

Y si por si todas estas monerías supieran a poco para conseguir atención, Gimo sólo tiene que ladear su esponjosa cabeza y listo. ¡No le hace falta hablar!

3

Entre sus habilidades especiales, está la de ponerse modo caza y matar de amor a su presa con sus enormes ojos mitad verde, mitad amarillos. Mitad gato, mitad búho.

Gimo vive en Corea con sus humanos y dos gatos más, aunque él es el que se roba todas las miradas. En definitiva, Gimo es uno de esos gatos de dibujos animados, como el gato con botas que Antonio Banderas dio vida para la película de Shrek, al que es imposible resistirse. ¿O no?

1

5

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés