Un perro para ir al dentista

Jojo es una Golden Retriever, de 6 años, entrenada para proporcionar calma y ayudar a aliviar la ansiedad y los temores de los niños que acuden asustados a una clínica dental pediátrica en Illinois.

Acudir al dentista es algo que a la mayoría de los niños -y adultos- no suele gustar. La idea preconcebida de que acudimos para sufrir dolor es lo que principalmente nos echa para atrás. Para calmar esa ansiedad, no sólo están las amables enfermeras o los simpáticos doctores, los perros también pueden cumplir esa función.

Jojo es una Golden Retriever, de 6 años, entrenada para proporcionar calma y ayudar a aliviar la ansiedad y los temores de los niños que acuden asustados a una clínica dental pediátrica en Illinois.

Jojo ha trabajado como perro de terapia durante toda su vida, aunque desde hace dos años lo hace de forma periódica (un turno al mes) como enfermera dental para el Dr. Paul Egger y el Dr. Thomas Resnick en la clínica pediátrica de odontología de Northbrook, Illinois, donde es un miembro más de la plantilla de profesionales. La más peluda, sin duda.

equipo jojo

Su labor es estar presente en las intervenciones en donde los niños más asustados suelen requerir de sedantes para que se les pueda tratar, siempre y cuando no sean alérgicos al pelo de estos animales.

jojo 3jojo 4

Según el Dr. Egger, los pequeños encuentran la seguridad y la calma necesarias siempre que Jojo posa sus patas sobre ellos y ellos pueden acariciarla.

Jojo 7

Cada mes la llegada de Jojo a la clínica se celebra casi como un día festivo y su acogida es tan exitosa que todo el mundo está encantado con su presencia. «Es como tener un gran perro de peluche en la oficina».

jojo 6

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés