El SEPRONA investiga a una persona por ahogar a un perro en el Duero en Navapalos (Soria)

Los agentes sacaron de las aguas el cuerpo del animal y comprobaron que se trataba de un perro de caza, raza setter ingles, y que se encontraba atado a una cuerda por el cuello y ésta a su vez, a un bloque de hormigón.

El Seprona investiga a una persona por ahogar presuntamente a un perro en el río Duero a su paso por Navapalos (Soria), mientras que ha denunciado al propietario original del animal, que se lo había cedido al investigado, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

La investigación se inició el pasado 29 de marzo, cuando agentes de la patrulla del Seprona de San Esteban de Gormaz localizaron semisumergido en el río Duero a su paso por el puente de la SO-P- 4123, en la localidad de Navapalos, el cadáver de un perro.

Los agentes sacaron de las aguas el cuerpo del animal y comprobaron que se trataba de un perro de caza, raza ‘setter ingles’, y que se encontraba atado a una cuerda por el cuello y ésta a su vez, a un bloque de hormigón.

- Advertisement -

Las autores iniciaron las gestiones para localizar al propietario, a través del microchip insertado en el animal, que resultó ser un varón de 52 años identificado como S.J.M. y vecino de El Burgo de Osma.

El propietario manifestó a los agentes que entregó en el mes de diciembre el perro a otra persona, sin haber realizado el cambio de titular.

El equipo de Seprona localizó a la persona a la que supuestamente se le había cedido el perro y los agentes pudieron constatar la existencia de numerosos indicios que hacían entender que la persona investigada, una vez finalizada la temporada de caza, habría sido la que causó la muerte al animal y posteriormente lo arrojó al río Duero.

Por parte del Seprona de San Esteban de Gormaz, se ha procedido a denunciar al propietario del animal ante el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, por varias infracciones a la Ley 5/1997 de animales de compañía, al haber cedido un perro sin realizar el correspondiente cambio de titularidad.

Por el momento, no se ha tomado ninguna acción punitiva contra la persona que presuntamente ahogó al perro.

Las personas que realicen este tipo de delitos pueden enfrentarse a penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés