Tu salud y juventud dependen si tienes mascota o no

Las investigaciones han demostrado que simplemente acariciar a un perro disminuye la hormona del estrés cortisol, mientras que la interacción social entre las personas y sus perros en realidad aumenta los niveles de la hormona oxitocina, la misma hormona que une a las madres a sus bebés.

Tener un animal en casa es una fuente de satisfacción pero su cuidado también cuidado requiere un trabajo y suponen una responsabilidad. Esta relación ofrece beneficios mutuos que se traducen en una mejor salud mental y física para que compra o adopta un animal.

El director médico del Centro Beacham de Medicina Geriátrica en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore (Estados Unidos), explica en la web del centro médico estos probados beneficios para la salud, incluso para las personas que no pueden asumir la responsabilidad a tiempo completo de tener un animal en casa:

Reduce el estrés:

- Advertisement -

Las investigaciones han demostrado que simplemente acariciar a un perro disminuye la hormona del estrés cortisol, mientras que la interacción social entre las personas y sus perros en realidad aumenta los niveles de la hormona oxitocina, la misma hormona que une a las madres a sus bebés.

De hecho, una encuesta reciente reveló que el 84 por ciento de pacientes de trastorno de estrés postraumático a quienes se les «emparejó» con un perro aseguraron haber experimentado una reducción significativa en sus síntomas, y un 40 por ciento pudieron incluso reducir su medicación.

Baja la presión arterial:

La reducción del cortisol y los beneficios de la oxitocina que producen acariciar a un perro también ayudar a mantener la presión arterial bajo control. «Acariciar a un animal permite apreciar la belleza de la naturaleza. Es relajante y trascendental«, explica Barron.

Aumenta la actividad física:

¿Cuántas personas estarían dispuestas a salir a la calle al amanecer y a hacer ejercicio bajo la lluvia o la nieve? Los dueños de perros a menudo no tienen otra opción y tienen sacar a su mascota a pasear, lo que les da la excusa perfecta para su dosis diaria de ejercicio.

Mejora la salud del corazón:

Una investigación de la Asociación Americana del Corazón también ha refrendado que tener un perro es una forma de protegerse de las enfermedades cardiovasculares.

Alivia la soledad y la depresión:

Un estudio de 2011 reveló que los dueños de mascotas tienen una mejor autoestima. Otro estudio también determinó que los animales domésticos proporcionan un mayor apoyo social para mitigar la depresión en las personas. «El cuidado de una mascota proporciona un objetivo vital para el propietario», dice Barron. Además, las mascotas son un buen catalizador social para conocer gente que comparte el amor por los animales.

Ayuda a problemas de salud específicos:

Tradicionalmente, más allá de una simple compañía, los perros han sido siempre unos magníficos ayudantes para personas con problemas de visión o de movilidad. Actualmente, incluso, se es está empezando a utilizar para detectar algunas patologías, desde las convulsiones hasta el cáncer.

Y para quienes creen que no pueden hacerse cargo de animal a tiempo completo el doctor también recuerda que hay opciones para beneficiarse de sus efectos saludables: pueden ofrecerse a pasear al perro de un vecino, cuida al gato de un amigo o dona tiempo a un refugio de animales local, porque incluso las interacciones cortas proporcionan suficiente exposición a los animales como para recibir algunas de estas recompensas.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés