La población de buitre negro en Sierra Norte (Sevilla) ha crecido con 212 ejemplares más

Así lo ha destacado la Junta este sábado en una nota, en la que explica que estos datos, que se desprenden del Plan de Conservación del Buitre Negro en Andalucía

La Sierra Norte de Sevilla acoge actualmente 106 parejas reproductoras de buitre negro, 91 de ellas con puesta de huevos confirmada. De estas parejas, al final de la temporada de cría, volaron un total de 47 pollos, lo que supone un éxito reproductor del 52 por ciento.

Así lo ha destacado la Junta este sábado en una nota, en la que explica que estos datos, que se desprenden del Plan de Conservación del Buitre Negro en Andalucía, ponen de manifiesto que la tendencia de esta población en el Parque Natural sevillano es «claramente positiva», ya que se ha pasado de un total de 30 parejas confirmadas en 2002 a las 106 parejas de 2016, lo que conlleva un incremento de la población de esta especie superior al nueve por ciento anual en este periodo.

En concreto, la población de esta especie en este Parque Natural sevillano se concentra en dos colonias separadas por más de 30 kilómetros: ‘Sierra Norte I’, al nordeste de Alanís, que es la que aporta la gran mayoría de las parejas; y ‘Sierra Norte II’, al suroeste de Cazalla de la Sierra, donde se llegó a contabilizar un máximo de cinco parejas en los años 2007 y 2008.

Actualmente, el núcleo de ‘Sierra Norte I’ cuenta con 220 nidos, 206 en encinas y el resto en alcornoques; mientras que el núcleo ‘Sierra Norte II’ cuenta con doce plataformas, once en encinas y una en pino piñonero. La existencia de más del doble de nidos que de parejas se explica porque muchas de ellas regentan también nidos alternativos cercanos al que utilizan. En cuanto al área de campeo los buitres de ‘Sierra Norte I’ se mueven por el norte de Sevilla y Córdoba y el sur de Badajoz, mientras que los de ‘Sierra Norte II’ llegan al este de Huelva y el sur de Badajoz.

El pasado año se reconstruyeron dos nidos sobre encinas del núcleo ‘Sierra Norte II’ en una finca pública de Cazalla de la Sierra, al tiempo que se recreció con ramas una plataforma rehecha en el otoño de 2008. La actuación se llevó a cabo el pasado mes de noviembre y contó con la participación de un equipo de agentes de Medio Ambiente de la Unidad Vertical de Conservación Ambiental y un grupo de 15 personas pertenecientes a la Red de Voluntariado Ambiental del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla.

DATOS REGIONALES

A principios de este mes de septiembre, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, informó de los resultados del Plan de Conservación del Buitre Negro en Andalucía. Los datos del programa son alentadores, ya que este 2016, con 192 pollos volantones, es el segundo mejor año en reproducciones de buitre negro desde 1970. El mejor año fue el pasado 2015 con cinco ejemplares más.

En este sentido, el consejero ha destacado que a día de hoy se puede hablar de que en Andalucía existen más de 560 ejemplares de buitres maduros, y es una especie que dejó de estar en peligro de extinción en 2010 para pasar a ser una especie vulnerable. Con todo, el objetivo a medio plazo es que el buitre negro baje a la siguiente categoría ‘casi amenazada’ de la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y los datos del programa reflejan que cada año hay más parejas reproductoras.

En esta misma línea, Fiscal ha recalcado que el buitre realiza en la naturaleza una importante labor al hacer desaparecer cadáveres del campo, evitando así posibles focos de infección. Así, esta especie es el método más natural, barato, sencillo e higiénico para reciclar animales muertos en el campo, mucho más eficaz que el sistema artificial de retirada y eliminación de cadáveres. Esto nos da a todos una razón más para proteger a un animal imprescindible en los cielos andaluces.

El buitre negro forma parte, además, de una actividad que genera empleo en el territorio, como es el Turismo Ornitológico, que cada año adquiere más importancia entre los visitantes de Andalucía. Su avistamiento se incluye en circuitos de observación de aves en la región, donde anida en las provincias de Huelva, Sevilla, Jaén y Córdoba.

CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

En 2002, cuando empezó el programa de actuaciones, incluido actualmente en el Plan de Necrófagas, había en Andalucía menos de 190 buitres negros con capacidad de reproducirse. En 2016 habrían efectuado la puesta 366 parejas, de un total provisional de 398 parejas censadas. Un año más, serían cifras récord en la región y sensiblemente mayores que las de 2015: 317 puestas de un total de 362 parejas censadas.

El ritmo anual de crecimiento se situaría ya alrededor del cinco por ciento por término medio a partir de 1999, aunque en las dos últimas temporadas el aumento habría sido en torno al diez por ciento anual. Las cuatro provincias donde cría volverían a registrar niveles históricos de parejas totales: Huelva, 134 parejas (120 parejas en 2015); Sevilla, 118 parejas (98 parejas en 2015); Jaén, 79 parejas (79 parejas en 2015), y Córdoba, 67 parejas (65 parejas en 2015).

La tasa de mortandad de buitres por envenenamientos se ha reducido en un 80 por ciento desde finales de la década del año 2000. El problema no se ha erradicado por completo, pero las acciones de la Estrategia autonómica para la Erradicación del Uso Ilegal de Cebos Envenenados contribuye de forma muy positiva a la reducción de la tasa de muerte por envenenamiento.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Rebecos furtiveados en Somiedo

Escándalo del pollo de Lidl

Animales peligrosos de Europa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Rebecos furtiveados en Somiedo

Escándalo del pollo de Lidl

Animales peligrosos de Europa

COP19 de CITES: tiburones y rayas