Un hombre rescata una camada de gatos a ‘espaldas’ de su mujer

Syl, la nieta del matrimonio contó la historia en Twitter: «Mi abuelo ha dejado que una gata callejera tuviera sus gatitos en el cobertizo de las herramientas y ahora está cuidando de un montón de gatos a escondidas de mi abuela, después de que ella dijera que no».

Jimmy es un hombre casado de 85 años residente en Puerto Rico. Su aspecto afable y bonachón no debe confundirnos con sus oscuras y tiernas intenciones. Este rebelde -con causa- es capaz de enfrentarse a una posible bronca de su mujer por seguir su instinto más humano y ofrecer cuidado y protección a una camada de gatitos recién nacidos a pesar de que a su mujer no le hiciera mucha gracia.

Jimmy y su mujer viven en una zona donde abundan varias colonias de gatos. A su mujer no le gusta nada tener a estos animales rondando la zona, pero Jimmy no puede evitar sentir predilección por ellos. Tanto es así que, un buen día, llegó a establecer un lazo de amistad con una gata callejera que se mostró de lo más tierna con él. Al parecer la gata estaba embarazada y Jimmy se vio casi obligado a ofrecerle un cobertizo en su cuarto de herramientas para que su amiga diera a luz tranquilamente.

- Advertisement -

Syl, la nieta del matrimonio contó la historia en Twitter: «Mi abuelo ha dejado que una gata callejera tuviera sus gatitos en el cobertizo de las herramientas y ahora está cuidando de un montón de gatos a escondidas de mi abuela, después de que ella dijera que no».

Según Syl contó a The Dodo, su abuela se negó en rotundo a acoger a una gata preñada en su casa, pero su abuelo hizo oídos sordos y siguió adelante con el plan. Cuando los gatitos nacieron, la abuela seguía sin enterarse.

«Mi abuelo es muy bueno y siempre le han gustado los animales, por lo que no me sorprendió».

Pero un secreto como este tarde o temprano tenía que salir pro algún lado. Y así fue. Tres semanas después del nacimiento de los gatitos, la mujer de Jimmy se los encontró aunque esta vez se mostró mucho más comprensiva con la situación y accedió a quedarse con ellos hasta que los gatos tuvieran edad suficiente para ser adoptados.

Al final el abuelo Jimmy se salió con la suya y, gracias a ello, estos gatitos tienen una oportunidad en la vida. ¡Bien por el abuelo!

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés