La Guardia Civil investiga los dueños de una granja en Lorca por presunto delito de maltrato

La investigación ha culminado con la instrucción de diligencias, en el marco de la cual, han sido investigados como presuntos autores de delito de abandono animal los propietarios de la granja.

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con veterinarios de la Dirección General de Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura (Oficina Comarcal Agraria de Lorca) y gracias a la colaboración ciudadana, ha desarrollado una investigación que ha permitido el hallazgo de una treintena de cadáveres de ganado ovino y caprino diseminados en una explotación ganadera, sita en el término municipal de Lorca, así como de cerca de un centenar de animales vivos desnutridos y en pésimas condiciones de salubridad.

Además, el SEPRONA ha tramitado varias propuestas de sanción administrativa por supuestas irregularidades en la documentación del establecimiento y de los animales.

La investigación se inició gracias a la colaboración ciudadana, cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil fue alertado del hallazgo de decenas de cadáveres de ovejas y cabras junto a la rambla del Río Amir, sita en el término municipal de Lorca, según detallan fuentes de la Benemérita.

Los agentes del SEPRONA se desplazaron al lugar y localizaron una explotación ganadera, donde hallaron numerosos restos de animales en diferentes estados de putrefacción, algunos de ellos muertos en fechas recientes y otros momificados.

La inspección del establecimiento permitió verificar que los cuerpos se hallaban diseminados por el recinto, incluso dentro de los rediles donde se alojaba ganado vivo.

Además, éstos últimos se encontraban en estado de desnutrición y en condiciones higiénico-sanitarias deplorables.

Posteriormente, junto a veterinarios de la Oficina Comarcal Agraria de Lorca (OCA), la Guardia Civil examinó la documentación del establecimiento y de los animales, lo que destapó diversas irregularidades tales como la ausencia, en una decena de los rumiantes, del correspondiente crotal identificativo, por lo que han sido tramitadas las correspondientes propuestas de sanción administrativa.

Por todo ello, la Benemérita ha concluido la investigación con la instrucción de diligencias a los dos propietarios de la explotación ganadera -varones, españoles y vecinos de Lorca- como presuntos autores de delito de abandono animal.

Las personas investigadas y las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Lorca (Murcia).

El delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos por maltrato o abandono animal, tipificado en el vigente Código Penal, está castigado con penas de tres meses y un día a un año de prisión, e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, así como para su tenencia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés