Reubican a todos los animales del caso del Síndrome de Noé de Lorca

La entidad de protección animal tuvo que trabajar a contrarreloj y hacer frente a mil dificultades para lograr evitar el sacrificio de unos 70 animales de diferentes especies.

Un total de ocho cabras, dos ovejas, seis cerdos vietnamitas y unas cincuenta aves (principalmente gallinas) fueron reubicados este pasado mes a diferentes santuarios, refugios y granjas-escuela, dando así por finalizado y cerrado el caso del Síndrome de Noe de Lorca. Un particular que había llegado a concentrar hasta 572 animales en su domicilio de forma ilegal.

Tras muchos meses de lucha y trabajo, FAADA, Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, logró finalmente no solo evitar el sacrificio de los animales, sino que pudo reubicarlos a todos, ofreciéndoles de esta manera una segunda oportunidad.

Algo que no hubiera sido posible sin la ayuda de Lorca Animal, la asociación local que nos informó del caso y que además de ayudar en la reubicación de gran parte de los animales domésticos, han estado pagando la alimentación de los animales durante estos meses que ha durado el caso. Así como de los diferentes santuarios y centros que los acogieron y, por supuesto, de todas las personas que participaron en el crowfunding organizado por la misma entidad para ayudar a costear parte de los gastos veterinarios y de transportes.

A lo largo de los últimos meses, FAADA tuvo que hacer frente a muchas dificultades. Primero de todo económicas, porque la administración se negó a proporcionar ningún tipo de ayuda. Después, porque se impusieron unos requisitos muy exigentes a la hora de buscar un destino a los animales, especialmente los considerados animales de consumo y fauna invasora.

- Advertisement -

Éstos, no podían ir a adoptantes particulares ni a cualquier centro, sino solo a santuarios debidamente registrados como núcleo zoológico o explotación ganadera y que cumpliesen con determinados requisitos sanitarios según la zona geográfica donde se encontrasen. Además, las especies invasoras también necesitaban de la autorización de la comunidad autónoma receptora para la entrada de dichos animales a ésta.

El 15 de mayo FAADA logró trasladar las cotorras y la mapache a los centros de APAEC y al Refugi El Cau del Bosc, autorizados para especies invasoras. Pero la entidad seguía sin encontrar refugios donde reubicar a muchos de los animales considerados de granja (aves y pequeños rumiantes) y a los cerdos vietnamitas (también dentro del catálogo de invasoras).

Para acabar de complicarlo todo, cuando se comunicó desde la Consejería de Murcia la fecha límite para poder reubicar a los animales que quedaban en la casa del particular, la entidad todavía no disponía de un sitio para ellos, así que tuvo que buscar a contrarreloj alternativas para evitar su sacrificio.

Finalmente el Santuario Scooby se ofreció para acoger a todas las cabras y ovejas, el Refugi el Cau del Bosc para los seis cerdos vietnamitas y la Granja-escuela Atalaya y Sol del Camp para las aves. De esta manera fue posible organizar los respectivos traslados con varias empresas, quedando así reubicados los últimos animales de Lorca.

A continuación es posible ver el vídeo de las principales actuaciones del caso y diferentes fotos en el álbum Flickr del rescate.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés