Las escombreras del Parque Lineal del Manzanares terminan su transformación en un gran parque forestal

En una mañana fría y ventosa como la de hoy no apetecía demasiado pararse a contemplar las vistas, pero lo cierto es que las nueve hectáreas recuperadas en estos últimos ocho meses gracias a la inversión de 2,3 millones de euros del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) ofrecen un impresionante panorama de la ciudad y de la Caja Mágica, el complejo de alto rendimiento de tenis de la capital.

   En esta zona se ha creado un parque forestal, cuyas primeras plantaciones datan de 2008, y una zona estancial con mirador en lo alto de una colina, conectada al resto del parque por una red de senderos y caminos.

   Además, el Gobierno municipal ha trabajado también en otros 16.500 metros cuadrados en el entorno de la cascada, que en realidad es un aliviadero del sistema de saneamiento. Allí se han creado áreas infantiles, módulos de ejercicio para la tercera edad o una colección de diversas especies de árboles.

   En definitiva, el proyecto, basado en un diseño de Ricardo Bofill, ha mejorado las condiciones ambientales de 110.000 metros cuadrados, ha afectado a más de 20.000 metros cuadrados de caminos y zonas estanciales, y ha supuesto la plantación de 853 árboles y cerca de 6.400 arbustos. También hay 30 nuevos kilómetros de red de riego con agua regenerada y se han instalado 31 bancos y 27 farolas.

    La reforma del parque, antiguo vertedero de inertes, comenzó en el año 2003, cuando se actuó sobre 31 hectáreas, de las que seis están destinadas a instalaciones deportivas. La finalización de estas últimas obras ha incrementado el parque en un 30 por ciento hasta alcanzar las 40 hectáreas de zonas verdes.

   Según explicó Gallardón, el trabajo ha sido «lento» porque «primero había que sellar el vertedero, esperar un tiempo a las condiciones óptimas para plantar y ahora entregar a los vecinos», aunque el primer edil consideró que hoy la noticia es «muy satisfactoria» para todos, a la vista del «espléndido resultado».

   «Compartimos con los vecinos la alegría de que esta herida de la ciudad se haya cerrado y que los tratamientos que se dan al Manzanares lo estén convirtiendo en un río de verdad. Hoy empezamos el año con un espacio que consolida el lenguaje de la ciudad como el de la convivencia urbana con la naturaleza, que es el lenguaje que Madrid quiere hablar», apostilló.

ZONAS VERDES MUNICIPALES

   Según datos municipales, Madrid cuenta actualmente más de 21.000 hectáreas de zonas verdes, de las que 5.600 son de gestión municipal. Además, tiene 300.000 árboles de alineación, lo que hace de Madrid «la ciudad más verde de Europa por habitante y la segunda del mundo, después de Tokio», subrayó el primer edil.

   Además, el Consistorio tiene proyectos a medio y largo plazo para ampliar en otras 500 hectáreas este patrimonio verde hasta el final de la legislatura. Con esto, el Ejecutivo de Gallardón habrá creado 10.63 hectáreas de zonas verdes y plantados más de 925.000 árboles –incluyendo los 355.000 de la actual campaña de plantación, hasta marzo– desde que llegó a la Casa de la Villa.

   De hecho, en estos momentos se trabaja sobre 600 hectáreas, como las de Madrid Río o el parque de Valdebebas. El resto se divide en 28 proyectos distribuidos por todos los distritos y que supondrán una inversión de más de 40 millones de euros.

   «Madrid apunta claramente por incrementar sus zonas verdes. Tenemos un modelo de ciudad que exige que la naturaleza sea parte del entramado de la ciudad, y éste es un ejemplo claro de la recuperación de los vertederos de inertes que rodeaban la ciudad tras el crecimiento desordenado de la ciudad», concluyó el alcalde.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés