Investigadores en piscicultura hallan un suplemento de la dieta de cangrejo señal que mejora su cría

El grupo de investigación en piscicultura, que pertenece al Departamento de Producción Animal, trabaja tanto en la línea de reproducción como de crecimiento (o engorde) de esta especie (Pacifastacus leniusculus). En los últimos 25 años, siete tesis doctorales han abordado diferentes facetas de la producción en astacifactorías de cangrejo señal. «Hemos abordado casi todo sobre su reproducción y sistema de engorde», apunta a DiCYT José Carral, coordinador de estos trabajos. En la próxima tesis que se defenderá en julio en este campo, la de Rocío González, se ha analizado cómo, a través de la dieta, se puede mejorar la supervivencia en las primeras etapas de vida de este astácido.

Los trabajos de investigación han logrado mejores ratios de supervivencia gracias a la suplementación en la dieta de artemia viva. La artemia es un crustáceo empleado como alimento en especies acuáticas, pero que resulta muy caro para la cría intensiva. Un experimento llevado a cabo durante 100 días, publicado recientemente en Aquaculture International, muestra que bajo condiciones controladas la suplementación de la dieta del juvenil del cangrejo señal con artemia consigue densidades de población adecuadas para alcanzar objetivos productivos. Tradicionalmente, la alimentación del cangrejo señal en piscifactorías se ha basado en patata cocida, maíz o trigo. «No se ha formulado una dieta específica y éste es nuestro objetivo», apunta Carral. El grupo de investigación trabaja ahora en los sustitutos de la artemia, ya que debido a su elevado precio no es muy útil para el industrial.
 

Reproducción

En torno a la reproducción del cangrejo señal, el grupo de investigadores han descrito claves como el desarrollo embrionario, han definido refugios, densidades y ratios de machos y hembras fundamentales para la cría intensiva controlada. Entre los avances obtenidos está que, a través del control de la temperatura del agua, se puede influir sobre la época del año en la que eclosionan los huevos, consiguiendo así reducir la temporalidad del consumo del cangrejo de río.

- Advertisement -

Los científicos también han desarrollado sistemas de incubación artificial que permite el desarrollo de los huevos fuera de las madres. Hay que tener en cuenta, que los huevos permanecen durante seis meses en la cola de la progenitora, desde su puesta, en torno a octubre en el ciclo natural. Su eclosión se produce entre mayo y julio. En estos momentos, los investigadores son capaces de mantener los huevos fuera del agua, en una nevera, y después ser incubados, siguiendo el mismo sistema de transporte y almacenamiento que en salmónidos.
 

Cangrejo de río ibérico

El trabajo en torno a los astácidos (una de las dos familias de los cangrejos de río) comenzó en la Universidad de León en 1983, «cuando se planteó conocer mejor la especie autóctona». Entonces, el cangrejo de río ibérico (la subespecie Austropotamobius pallipes lusitanicus) empeza a ser afectado por la afanomicosis, una enfermedad transmitida por un hongo (Aphanomyces astaci) al que el invasor cangrejo rojo o americano (Procambarus clarkii) es parcialmente resistente. «León fue uno de los últimos lugares de la Península Ibérica en verse afectado», recuerda Carral.

La Universidad de León realizó entonces un trabajo de campo para saber si aún quedaban reductos de cangrejo de río autóctono en los grandes ríos. Actualmente, la especie, en estado vulnerable, permanece en aguas frías de las cabeceras de ríos y arroyos de Castilla y León, La Rioja y el País Vasco, fundamentalmente. Paralelamente al desarrollo de técnicas para garantizar la supervivencia del cangrejo autóctono, los investigadores comenzaron el trabajo de investigación con el cangrejo señal. Entonces, en torno al año 1985, la creencia generalizada era que el hongo que causaba la enfermedad que acababa con los cangrejos autóctonos permanecían durante generaciones en las aguas dulces, por lo que pensó en la repoblación de los ríos con el cangrejo señal, menos agresivo que el cangrejo rojo. Ahora se sabe que las esporas del hongo desaparecen a las pocas semanas si no hay cangrejos a los que infectar.

http://www.dicyt.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés