No más «agresiones» en torno al Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar

Ortega, que acudió a la manifestación convocada por la plataforma ciudadana y política ‘Stop urbanismo salvaje en el Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar’ y que ha conseguido congregar a decenas de personas frente a la Iglesia de Las Salinas, criticó «la laxitud con la que los gobiernos socialistas actúan en materia medioambiental, y la forma de mirar para otro lado cuando aparecen proyectos inmobiliarios».

 

Para el portavoz andaluz de Los Verdes esta actitud de los socialistas «forma parte de las mismas políticas reaccionarias que están aplicando en el terreno económico y labora, el parecido con la derecha es ya aplastante».

 

- Advertisement -

Por su parte, la portavoz almeriense de Los Verdes, Annette Hauer, también presente en la manifestación contra la construcción y urbanización de la fabriquilla y las salinas en el Cabo de Gata, insistió en que «aquí no queremos aquí un nuevo Algarrobico».

 

«El modelo económico no puede seguir incentivando la especulación inmobiliaria puesto que está demostrado que no genera empleo y destruye todo lo que toca», añadió.

 

Es por esto por lo que ambos dirigentes advirtieron de que «la única forma de generar empleo estable y de calidad, y que la productividad y el valor añadido favorezca a la gente del Almería es apostar por un modelo turístico sostenible, donde el ladrillo ya no cabe».

 

‘STOP URBANISMO SALVAJE’

 

De su lado, la plataforma ciudadana y política ‘Stop urbanismo salvaje en el Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar’, convocante de la manifestación y surgido en paralelo a la constitución de un grupo en la red social Facebook, anunció que trasladará su rechazó a la obra, que fue paralizada el pasado día 28 de junio por agentes de la Guardia Civil y de Medio Ambiente que, a través de la Consejería andaluza, ha incoado un expediente sancionador a la promotora por falta grave al actuar sobre una zona calificada como B en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque, lo que hace que el establecimiento sea «incompatible medioambientalmente».

 

La empresa ‘Circulo Agroambiental’ trasladó a la zona maquinaría pesada para comenzar los trabajos previos de construcción del inmueble después de que el Tribunal Supremo (TS) avalase la licencia municipal concedida en 2001 por el Ayuntamiento de Níjar al desistir la Junta de Andalucía del recurso de casación interpuesto contra un fallo previo del Tribunal Superior de Justicia (TSJA), que también rechazó anular el permiso.

 

El expediente incoado, que se suma al acta de infracción que levantaron los efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil tipifica la actuación de la mercantil como una falta grave, por lo que, una vez culminada su tramitación, podría derivar en una multa que oscila entre los 240.000 euros y los 2,4 millones de euros.

 

La Guardia Civil levantó el pasado lunes acta de infracción contra la empresa después de que ésta trasladase al paraje maquinaria pesada para dar comienzo a los trabajos previos de la construcción del hotel, proyectado con 50 habitaciones, ya que, tal y como sostienen desde la Junta de Andalucía, el establecimiento es «incompatible ambientalmente» con el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque, que califica la zona de B2.

 

Previamente, el pasado día 7 de junio, la Delegación provincial emitió una resolución en la que se advertía tanto a ‘Círculo Agroambiental’ como al Ayuntamiento de Níjar que no podría «ejecutarse ningún trabajo o actividad que pudiese afectar directa o indirectamente» al paraje hasta que no se diera vía libre a la adecuación del proyecto, una posibilidad que desde la administración andaluza tildan de «altamente improbable».

 

En concreto, la promotora debería adaptar el proyecto de hotel en ‘El Campillo de Gata’ a lo previsto «en la directiva 92/43/CEE y normativa concordante» ya que la zona, enclavada en el parque natural, es Lugar de Interés Comunitario (LIC). La calificación ambiental dada por el PORN la define como «área seminatural con usos tradicionales» y, por tanto, no urbanizable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés