Greenpeace celebra el 25 aniversario del hundimiento del barco Rainbow Warrior con la construcción de un nuevo velero

Así, Greenpeace ha explicado que éste será el primer barco que la ONG construirá desde cero y que contará con unas adaptaciones medioambientales «muy avanzadas». La colocación de la quilla se realizará en una ceremonia que se celebrará en el astillero de Gdansk(Polonia).

   En este acto, el que fuera capitan del Rainbow Warrior la noche en que fue bombardeado, Pete Willcox, depositará una ofrenda floral en

memoria del fotógrafo Fernando Pereira, que falleció en el hundimiento.»Uno de los principios de Greenpeace, una de las cosas que nos hace tan fuertes y especiales, es que no somos violentos, somos siempre pacíficos. Fernando no tenía que morir, no era una amenaza para nadie. Nunca lo olvidaré. Espero que las generaciones de activistas que naveguen en el barco nuevo tenga la misma determinación y sean tan  excepcionales e inspirados como él», pronunciará el capitán en ese acto.

   Sobre la efeméride, el director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, ha subrayado que desde que el Rainbow Warrior se hiciera a la mar en 1978 siempre ha estado «en primera línea» denunciando agresiones al medio ambiente. En su opinión, la nave es «un icono de la acción directa no violenta y un faro de esperanza para millones de personas en todo el mundo».

- Advertisement -

   «Más que nunca el mundo necesita esperanza, necesita acción, por eso es necesario un Rainbow Warrior. Hoy, 25 años después del bombardeo del Rainbow Warrior, el mensaje es claro:’No se puede hundir un arco iris'», ha apostillado.

   La ONG ha precisado que el nuevo Rainbow Warrior será un velero, sus mástiles se elevarán 54 metros por encima del agua, ayudando a Greenpeace a reducir su huella de CO2, y sirviendo como ejemplo de reconversión ambiental inteligente.

   Entre otras características de diseño, el barco contará con un enlace satélite que proporcionará una conexión de banda ancha, que ofrecerá al mundo un acceso directo a las imágenes de las acciones y el contacto con la tripulación.

   Además, permitirá que millones de personas se conviertan en «guerreros del arco iris de manera virtual». El diseño especial de sus grúas permitirá el rápido descenso de las zodiacs, herramientas clave para enfrentarse a los abusos al medio ambiente. El buque estará terminado coincidiendo con el cuarenta aniversario de la fundación de Greenpeace.

   «Cuando el Rainbow Warrior fue bombardeado la amenaza de una guerra nuclear representaba nuestra peor pesadilla, y la preocupación por el cambio climático no había hecho más que empezar. Ahora cientos de miles de personas ya están muriendo como consecuencia de los impactos del cambio climático», ha valorado el director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo. «El nuevo Rainbow Warrior desempeñará un papel vital en nuestra campaña para evitar un cambio climático catastrófico», ha vaticinado.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés