El Instituto de Ecología Litoral finaliza el proyecto “NACRA, UN GIGANTE DEL MEDITERRÁNEO”

La nacra (Pinna nobilis) es uno de los bivalvos de mayor tamaño del mundo, de
aspecto similar a un mejillón de gran tamaño. Es una especie que únicamente
se encuentra en el mar Mediterráneo, pudiendo vivir cuarenta años y medir
casi 1 m de longitud. Esta especie, al requerir zonas con aguas limpias, se
muestra como un buen bioindicador para determinar el estado de salud de los
ecosistemas submarinos en los que se encuentra. Las nacras están protegidas
por normativa nacional e internacional por lo que su extracción del fondo
marino está totalmente prohibida.
Para estudiar esta especie, durante los dos últimos años el Instituto de
Ecología Litoral, con la colaboración de Obra Social Caja Madrid, ha llevado a
cabo en aguas de la reserva marina de Tabarca (Alicante) el proyecto “Estudio
y conservación de la nacra (Pinna nobilis) como especie bioindicadora en
áreas marinas protegidas”, que trata de averiguar qué variables ambientales
determinan el comportamiento de esta especie.
Uno de los objetivos principales de este proyecto ha sido poder fusionar
el contenido científico con la difusión y educación ambiental. Para ello se
ha investigado el papel como bioindicador de la especie Pinna nobilis,
desarrollando un sistema específico de monitorización submarina que ha
registrado de forma continua todas las variaciones producidas en la apertura
de las valvas de cada una de las nacras monitorizadas. Se ha contado con un
equipo multidisciplinar formado por biólogos, ingenieros e informáticos que ha
permitido abordar la complejidad del estudio.
El volumen de datos obtenidos a lo largo de los años 2009 y 2010 ha
sobrepasado los 700.000; incluyendo datos de tipo ambiental y del
comportamiento de las nacras monitorizadas; las primeras conclusiones
muestran como las nacras siguen unas pautas de comportamiento
regidas por los ciclos lunares, permaneciendo abiertas durante las
noches de luna llena y cerradas en luna nueva. Otro aspecto interesante
es la variación en el comportamiento habitual que se produce tras los
temporales, en los que la agitación y la disminución de la transparencia
del agua de mar son más elevadas, o durante episodios de alta turbidez
en el ambiente, lo que mostraría la preferencia de la especie por aguas
transparentes y por lo tanto su papel como indicador del estado de
conservación de los ambientes submarinos en los que se encuentra la
especie.
Por otro lado, se ha realizado el primer estudio de la distribución de las
nacras en aguas someras de la reserva marina de la isla de Tabarca.
Para ello se ha contado para los muestreos submarinos, con la colaboración
de más de 40 voluntarias y voluntarios que fueron seleccionados por su
experiencia como buceadores, recibiendo un entrenamiento específico para
que los muestreos fueran realizados con la precisión y el rigor necesarios.
De esta manera, además del interés científico del trabajo, se ha fomentado
la participación ciudadana en un proyecto de conservación, a través del
conocimiento de los ecosistemas submarinos, especies y amenazas que hay
sobre ellos. Para la obtención de datos se han realizado 276 inmersiones
en 92 puntos de muestreo, lo que se traduce en una superficie submarina
muestreada superior a una hectárea, empleándose para ello 21 días de trabajo
en el mar. Los resultados finales han mostrado el buen estado de salud de
las poblaciones de nacra en la reserva marina, con una mayor presencia en
aquellas zonas en que las condiciones ambientales le son más propicias, como
son los fondos blandos con praderas de Posidonia oceanica y zonas protegidas
de las corrientes marinas. Por su elevado interés científico, los resultados
obtenidos serán expuestos en el próximo Simposio Ibérico de Biología Marina,
a celebrar en Alicante el próximo mes de septiembre de 2010.
Por último y para fomentar la divulgación y sensibilización ambiental, se ha
realizado, con una edición de 1.000 copias, un reportaje en formato DVD
sobre la especie Pinna nobilis y los ecosistemas submarinos presentes en la
reserva marina de la isla de Tabarca. El reportaje ha sido distribuido de forma
gratuita en centros de buceo, asociaciones y entidades interesadas, de la costa
mediterránea española.
Obra Social Caja Madrid mantiene un fuerte compromiso con la Naturaleza y
el Medio Ambiente en respuesta a la degradación de nuestro entorno natural y
su biodiversidad y la creciente sensibilización social hacia los problemas que
ocasiona. Desde hace años, Obra Social Caja Madrid ha venido apoyando
proyectos que contribuyen a disminuir la pérdida de diversidad biológica
mediante actuaciones dirigidas a la protección de especies y ecosistemas, así
como la restauración de espacios degradados por la acción del hombre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés