El aumento de chimpancés huérfanos se debe «en gran parte» a la tala de madera tropical, según el Instituto Jane Goodall

Así, ha explicado a Europa Press, con motivo del 50 aniversario de la llegada de la antropóloga Jane Goodall a Gombe (Tanzania), que «sin darse cuenta, los españoles están contribuyendo a matar chimpancés» a causa de la deforestación.

   «Las acciones individuales son muy importantes y con pequeñas actuaciones podemos cambiar las cosas», considera la veterinaria gallega, que pide a los consumidores que traten de evitar la compra de madera de procedencia tropical y elijan maderas que procedan de cultivo, a ser posible, de origen local porque, en su opinión, si todos compran madera tropical «el mundo se va a convertir en un desierto».

   Atencia se encuentra en España para celebrar la efeméride de Goodall que llegó a la orilla del lago Tanganyika, en Tanzania, conocido en la actualidad como el Parque Nacional de Gombe, y para recordar los avances científicos logrados sobre el estudio de los chimpancés salvajes.

   En ese sentido, ha valorado que, en estos 50 años, ha cambiado el concepto sobre los grandes simios, ya que se entonces se les consideraba un «animal de feria» y Jane Goodall ha demostrado que tienen «sentimientos, reflexiones y comportamientos muy similares a los humanos». «Adquirieron otra categoría», ha comentado.

- Advertisement -

   Además, ha subrayado que los estudios iniciados por la científica británica y sus observaciones de chimpancés en libertada durante 50 años, ha proporcionado conocimientos «muy elevados» y facilita darse cuenta de la semejanza de éstos con los humanos.

   Asimismo, ha señalado cómo Goodall, que actualmente se dedica a impartir conferencias por todo el mundo, comenzó a adoptar chimpancés cuando en un viaje a Kinshasha (República Democrática del Congo) vio un chimpancé huérfano en un mercado y «al verle en condiciones tan agonizantes y tan humanas no pudo pasar de largo», así que, la ayudaron a rescatar a ese primer chimpancé, dando lugar a la idea de un orfanato de primates.

HOMBRES Y CHIMPANCÉS SE NECESITAN

   Atencia ha añadido que Gombe (Tanzania) sigue existiendo una reserva de chimpancés, pero ha destacado el trabajo que se lleva a cabo con las comunidades locales para la protección de éstos y ha dicho que hoy los habitantes de la zona han observado que tienen «beneficios» por los chimpancés, en forma de ingresos por el turismo o de acceso a fondos internacionales para el desarrollo local. «El chimpancé y el hombre se necesitan en Gombe», ha asegurado.

   Por su parte, Atencia dirige desde hace 4,5 años el centro de Recuperación de Chimpancés de Tchimpounga (Congo) destinado a reintroducir chimpancés huérfanos en su hábitat natural bajo el proyecto ‘Help Congo’. Allí tienen acogidos 149 chimpancés huérfanos y realizan campañas de educación, salud y sensibilización con la población que habita en la Reserva Natural de Tchimpounga.

   Para celebrar la efeméride este martes se celebrará una conferencia en el Real Jardín Botánico de Madrid a las 19.00 horas. El instituto subraya que sus estudios sobre el comportamiento de los chimpancés han contribuido a generar «importantes avances científicos» y que su mensaje sobre la importancia de respetar el planeta «ha supuesto una fuente de inspiración para fomentar estilos de vida más sostenibles».

   «Cuesta creer que hayan pasado 50 años desde que empecé a estudiar a los chimpancés salvajes de Gombe. Medio siglo de asombrosos descubrimientos científicos que han permitido redefinir nuestro lugar en la naturaleza. Pero lo más sorprendente ha sido descubrir todo lo que los chimpancés pueden enseñarnos. Deseo emprender ya la aventura de los próximos 50 años», ha declarado Goodall con motivo del aniversario.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés