Seis meses después: más de 25.000 animales beneficiados con la Coalición para el Rescate de Animales en Haití (ARCH)

Después del devastador terremoto del 12 de enero, muchas organizaciones humanitarias se hicieron presentes para ayudar a las personas de Haití, pero sólo una coalición asumió el reto de ocuparse de las necesidades de los animales sobrevivientes: la Coalición para el Rescate de Animales en Haití (ARCH*), de la cual hacen parte más de 20 organizaciones de protección y bienestar animal, lideradas por la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA*) y el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW*).

“Formamos la ARCH como un esfuerzo para ayudar a coordinar mejor el trabajo de los grupos de bienestar animal y, ya como coalición, trabajamos muy de cerca con funcionarios del gobierno haitiano, las Naciones Unidas y otras agencias internacionales para definir las necesidades de bienestar animal más apremiantes del país,” -dijo Gerardo Huertas, Director de Atención de Desastres de la WSPA en América. “Ese primer paso de construir una sólida relación de trabajo con todos los actores clave fue vital para que la ARCH pudiera desplegar ayuda rápidamente y nos permitió trabajar juntos en un plan a largo plazo para que los haitianos se protejan mejor a sí mismos y a sus animales ante futuros desastres.”

Tras el desastre en Haití, el bienestar de la población animal es vital; no sólo es el hecho de que muchos haitianos dependen de los animales para sustento, sino también la amenaza de la transmisión de enfermedades de animales a humanos.

“Al vacunar a los animales, no sólo los estamos ayudando a ellos sino también a miles de personas,” -dijo Kevin Degenhard, gerente de proyecto en la ARCH y funcionario de la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (RSPCA*).

- Advertisement -

Después del terremoto, Degenhard, junto con el Dr Jean Francois Thomas, veterinario en Haití por más de 20 años, capacitaron a un equipo local de veterinarios, técnicos veterinarios y personal de seguridad. La columna vertebral de la operación es una clínica veterinaria móvil, la cual permite que el equipo viaje por las zonas afectadas por el terremoto para proveer ayuda y vacunación a miles de perros, gatos, cabras, caballos, vacas y otros animales.

“Nuestra meta inicial era dar tratamiento a 14.000 animales en un año, pero en los primeros dos meses nuestro equipo ya había tratado 12.700. A la fecha, hemos pasado la marca de los 25.000,” -añadió Degenhard.

La coalición ARCH también ha empezado a hacer reparaciones en infraestructuras veterinarias como el Laboratorio Nacional Veterinario de Haití y también va a instalar 24 unidades solares de refrigeración, las cuales son de vital importancia para el almacenamiento de las vacunas.

A finales de este mes, la Coalición ARCH lanzará una campaña de concienciación pública para informar a los haitianos sobre los temas relacionados con preparación para desastres, cuidado de mascotas y asuntos de sanidad sobre sus mascotas y sus familias. La ARCH también está llevando a cabo el primer censo de perros y gatos en el país, lo cual ayudará a establecer una base para evaluar la población de mascotas, la incidencia de la rabia, las necesidades de equipamiento de laboratorio y otros factores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés