Actualizar

domingo, febrero 5, 2023

El Bierzo cuenta con más de un centenar de castaños monumentales en sus sotos

«El progresivo abandono del medio rural, las enfermedades y la falta de perspectivas económicas están haciendo desaparecer los bosques de castaños, los soutos, uno de los recursos agroforestales más importantes de El Bierzo», recoge la introducción de la obra. Los cultivos de castaño (está considerada una especie semidoméstica) suponen el 50% de la superficie de esta especie en Castilla y León. La regresión de la actividad agrícola en la zona y la afectación de la enfermedad del chancro ha provocado que en los últimos cincuenta años se hayan perdido más del 40% de la superficie ocupada por la especie.

 

«Los sotos son bosques culturales de un valor importante que hasta ahora se han considerado únicamente por su capacidad de producción de castaña, pero que intentamos que se tenga una visión más integral», expone Alfonso Fernández Manso, coordinador del libro divulgativo junto a Carlos Martínez y Antonio Nespral. Un total de 25 autores, muchos procedentes de universidades y centros de investigación, han colaborado en el libro, presentado hoy en Balboa, «el lugar donde mejor se ha tratado al castaño». El objetivo es que la sociedad berciana tome conciencia del valor de sus bosques de castaños o sotos, ya que el cuidado de los mismos es actualmente muy irregular.

 

Mal estado de salud

 

De los miles de ejemplares, los autores han inventariado una muestra de cien castaños que se pueden calificar como monumentales, aunque piensan que pueden existir «muchos más». Estos ejemplares «pueden tener hasta mil años y son equivalentes en valor a una ermita románica, y, en algunos aspectos, son más interesantes que estos templos», indica Fernández Manso, profesor de la Universidad de León. La importancia de algunos ejemplares, como el Campano de Villar de Acero (Villafranca del Bierzo) y el del Carreirigos en Susañe del Sil (Palacios del Sil), ha supuesto que sean incluidos en el Catálogo Regional de Especímenes Vegetales de Singular Relevancia de Castilla y León. Otros no han corrido la misma suerte. Los expertos consideran que 27 árboles se encuentran en un estado de conservación malo y 20 necesitan urgentes trabajos de mantenimiento.

 

Este «tapiz de grandes sotos monumentales», como lo califica el trabajo divulgativo, se distribuye por todo El Bierzo, ya que el árbol es considerado como tótem en toda la comarca. En conjunto, el estado de los sotos, extensiones de castaños junto a los diferentes pueblos, es «regular o malo», indica Fernández Manso.

 

Según los investigadores, en la actualidad El Bierzo cuenta con 19.298,95 hectáreas de castaño de las cuales aproximadamente la mitad, 8.161’16 hectáreas, todavía mantiene cierto nivel de cultivo, el resto de la superficie de castaños se encuentra abandonada o semiabandonada. La especie (Castanea sativa) se encuentra generalmente en zonas centrales de la comarca entre los 500 a 1000 metros de altitud.

 

Amenazas

 

Las extensiones de castaños se encuentran amenazadas por varios factores. Una es el uso de herbicidas, ya que estos productos destruyen el componente biótico del suelo, que a la larga supone una sensible pérdida de vigor de los árboles y elimina los hongos micorrizógenos, que pueden dar lugar a setas. El fuego afecta de forma similar a los herbicidas. Además del riesgo de los incendios forestales, las quemas del sotobosque son perjudiciales para estos bosques al cambiar la composición mineral de los suelos o contaminar las aguas subterráneas. La estructura de la propiedad (con un profundo minifundismo en toda la comarca), el envejecimiento y la despoblación y éxodo rural también juegan en contra del castaño. «Es pues
necesario y urgente proceder a la modernización de la estructura, la propiedad y de las formas de organizar los trabajos de mantenimiento ensayando fórmulas acordes con la realidad socioeconómica actual», indican los autores.

 

De todas, quizá el mayor riesgo de los sotos es la enfermedad del chancro. Daclarada oficialmente como plaga en Castilla y León en 2006, el chancro del castaño (Cryphonectria parasitica) exige una serie de tratamientos biológicos para que no se extienda. La inoculaciones de una cepa por parte de los técnicos de la Junta de Castilla y León arrojan un 92% de efectividad en el control de los chancros inoculados, resultado «muy esperanzador» para el futuro del castaño en El Bierzo.

 

Esta publicación, en la que colaboran investigadores de la Universidad de León y miembros de la Asociación A Morteira, ha sido financiada por el Consejo Comarcal de El Bierzo, Cesefor, la Junta de Castilla y León y Fundación Ciudad de la Energía.

 

Antonio Martín – www.dicyt.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés