Decomisados casi 200 kilos de piñas recogidas ilegalmente en el parque natural de Despeñaperros

El delegado provincial de Medio Ambiente, José Castro, ha destacado que el trabajo de los efectivos de este cuerpo que realizan su labor en esta unidad biogeográfica se ha intensificado este año debido a que se ha detectado un incremento de estas sustracciones en la zona en los últimos meses.

   En días pasados, un equipo de agentes sorprendió a dos ciudadanos de nacionalidad rumana con más de 60 kilogramos de piñas –de las que después se extraen los piñones– en una finca de propiedad privada situada en el término municipal de Santa Elena. Más reciente ha sido el último caso en el que se incautaron más de cien kilos de piñas a dos personas de nacionalidad marroquí cuando se encontraban recolectando de forma ilegal este aprovechamiento en el monte público La Desesperada, en el término municipal de Aldeaquemada.

   Castro ha señalado que, según las actas levantadas por los agentes, se han registrado otros robos en esta zona del parque natural, donde este aprovechamiento es uno de los más populares. Los agentes han comprobado cómo en algunos rodales de pinar se han sustraído piñas en zonas de montes públicos de acceso restringido, especialmente en puntos cercanos a la autovía A-4, aunque en estos casos no se han podido localizar a los autores del robo.

   Algunas de las personas detenidas por la autoridad competente han señalado que la recolección ilegal de estos frutos se destinaba a compradores de nacionalidad española de Ciudad Real, razón por la cual los agentes de Medio Ambiente trabajan en estrecha colaboración con la Guardia Civil de esta provincia.

- Advertisement -

   Castro ha destacado que el aprovechamiento de piña procedente de pino piñonero tiene en Despeñaperros «uno de los pocos puntos de la provincia donde muchas familias de la zona viven de su recolección, ya que se trata de un producto de gran valor, por eso hemos extremado la vigilancia con nuestros agentes». En los casos en los que estos robos se cometen en fincas públicas, este delito acarrea la correspondiente sanción por parte de la Junta de Andalucía, especialmente si la práctica de la recolección se ha hecho de forma incorrecta y dañina para el medio natural.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés