Maó reclamará ante la UE que se corrija la protección ambiental de la zona norte del puerto

Según han informado este viernes en rueda de prensa el alcalde, Vicenç Tur, y el presidente de la Comisión Balear de Medio Ambiente, Ramon Orfila, durante la tramitación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio -que se encuentra en fase de análisis medioambiental-, se ha constatado una ligera desviación al trasladar sobre los mapas, a escala real, la delimitación de las zonas naturales calificadas como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

   Dicho error afecta a espacios delimitados como urbanos, consolidados por los distintos planeamientos municipales y estatales, y que ahora aparecerían como protegidos, mientras que otros de especial interés habrían quedado fuera de las delimitaciones LIC y ZEPA.

   El error se debe al parecer a que la Comisión Europea ha trabajado, a la hora de delimitar los espacios, con mapas a gran escala y eso ha provocado, según ha expuesto el Consistorio en una nota de prensa, la «falta de precisión a la hora de respetar los usos urbanos consolidados y previstos por ley».

   De momento dicho problema cartográfico sólo se ha detectado en Maó, pero se ha puesto en conocimiento del Ministerio de Medio Ambiente para coordinar una posible actuación conjunta ante la Unión Europea en el caso de que otros municipios españoles se hayan visto afectados por el mismo problema.

- Advertisement -

RETRASO

   La reclamación ante la Comisión Europea de esta corrección cartográfica no afectará, según el Ayuntamiento de Maó, a los plazos para la aprobación del nuevo Plan General, que se encuentra ahora pendiente del visto bueno de la Comisión Balear de Medio Ambiente.

   Ambos procesos avanzarán en paralelo y cuando se resuelva la petición municipal ante las autoridades comunitarias la subsanación del error se incorporará al planeamiento.

   En el término de Maó, la delimitación como terrenos urbanos de Sa Mesquida, Es Murtar y parte de Sant Antoni se remonta a 1987, con la redacción del primer PGOU de la ciudad.

   Más tarde, la aprobación por el Parlament balear de la Ley de Espacios Naturales, en 1991, dejó claro que cualquier zona reconocida como urbana por los planes municipales quedaba excluida de la protección ambiental y posterior catalogación como Área Natural de Especial Interés (ANEI).

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés