Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

El MARM publica 14 Estrategias para la conservación de especies amenazadas como el oso pardo o el urogallo

El MARM ha añadido recientemente la relativas al urogallo pirenaico, la Pardela balear, el oso pardo en los Pírineos, la Malvasía cabeciblanca, la lapa ferrugínea, la Focha moruna, la almeja de río, así como la del visón europeo, incluyendo para esta última especie la publicación del Programa de conservación ex situ del visón europeo.

   También se ha publicado la segunda parte de la estrategia de conservación del Lince Ibérico así como la primera Estrategia Nacional para el Control del Mejillón cebra, según la información consultada por Europa Press.

   Según consta en el documento, el oso pardo está incluido en la categoría ‘En Peligro de Extinción’ del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. En España, junto a Italia, Francia y algunos países asiáticos viven las poblaciones de osos pardos más amenazadas del mundo. La finalidad de la Estrategia es asegurar la viabilidad a largo plazo de las poblaciones cantábricas de osos, incrementando su número poblacional y su distribución.

   Las poblaciones cantábricas de osos ocupan un área de cerca de 5.000 km2, aunque localizaciones de ejemplares erráticos ampliarían el área hasta cerca de 7.000 km2. Están separadas por 30- 50 kilómetros de distancia donde se acumulan importantes infraestructuras y actividades humanas (minería, autopistas, carreteras, ferrocarril, pistas de esquí, gaseoducto, etc).

   El área de distribución de la especie se reparte en cuatro Comunidades Autónomas: Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia. La población occidental se extiende por Asturias, Castilla y León y Galicia, desde los Ancares de Lugo, por el Oeste, hasta el Puerto de Pajares, por el Este. Abarca unos 2.600 km2, sobre todo en Asturias con cerca del 70% de la superficie.

   La población oriental se extiende por unos 2.480 km2, desde Campoo de Suso (Cantabria), al Este, hasta el Puerto de Vegarada (Asturias) por el Oeste. Afecta a Castilla y León, Cantabria y Asturias. En torno al 85% de la superficie ocupada pertenece a Castilla y León.

   La finalidad de la Estrategia es asegurar la viabilidad a largo plazo de las poblaciones cantábricas de oso, incrementando su número poblacional y su distribución, con las limitaciones inherentes a la coexistencia con las comunidades rurales y su desarrollo socioeconómico.

UROGALLO

   En cuanto al Urogallo, el documento explica que es un ave forestal de distribución Paleártica boreal, que se extiende desde la Península Ibérica hasta el este de Siberia. En la actualidad se reconocen 12 subespecies, dos de las cuales se encuentran geográficamente aisladas del resto: una distribuida a lo largo de los Pirineos españoles y franceses, y otra que ocupa el límite sur-occidental de la especie y se distribuye en la Cordillera Cantábrica.

   En la Cordillera Cantábrica se localiza la subespecie Tetrao urogallus cantabricus, descrita por Castroviejo en 1967, que presenta una serie de peculiaridades que la diferencian ecológicamente del resto de poblaciones de esta especie. La característica más notoria es que el hábitat forestal en la Cordillera Cantábrica consiste casi exclusivamente en bosques caducifolios.

   Los urogallos ocupan un área próxima a los 2.000 Km2, desde los Ancares de Lugo hasta los bosques más occidentales de Cantabria. El informe destaca que el Urogallo cantábrico está sufriendo un declive continuado durante las últimas décadas y su área de distribución es cada vez más restringida y fragmentada.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés