Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

España financia una publicación que identifica las amenazas de la foca monje

España, Marruecos, Mauritania y Portugal, los cuatro países del área de distribución de la especie en el Atlántico, comenzaron a desarrollar en el año 2000 el Plan de Acción para la Recuperación de la Foca Monje en el Atlántico Oriental, suscrito en el marco del Convenio de Conservación de Especies Migratorias (CMS/UNEP).

El Plan de Acción, coordinado por la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del MARM en colaboración con la Secretaria del Convenio de Animales Migratorios Amenazados o Convenio de Bonn, se estructura en seis grupos de acciones.

Destacan el establecimiento de mecanismos para coordinar, actualizar y financiar las estrategias y acciones; la supervisión y vigilancia del estado de la población, hábitat y problemas que afectan a la especie; la reducción y minimización de los factores de mortalidad; el reforzamiento del nivel de protección de la especie y su hábitat; la información, sensibilización, participación y apoyo social; y la elaboración de planes de acción específicos para situaciones de emergencia.

Una de las principales actuaciones del Plan de Acción ha sido la creación de una Red de Zonas Especiales de Conservación para la Foca Monje (ZECFM), formada por reservas marinas y costeras existentes de los cuatro países firmantes.

Durante la última década, la progresiva aplicación del Plan de Acción ha dado resultados positivos: la población de la península de Cabo Blanco (entre Mauritania y el Sáhara occidental) como la del Archipiélago de Madeira se encuentran en “claro” proceso de recuperación y expansión geográfica. Se estima en 200 y 40 los ejemplares de cada colonia, respectivamente.

Los cuatro países firmantes de este Plan de Acción tienen como objetivo sacar a la foca monje de la categoría de especie en peligro de extinción y recuperar su distribución por aguas de la costa oeste de Marruecos y Mauritania, las islas Canarias y las de Madeira.

Una especie a punto de desaparecer

La foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus), uno de los mamíferos en mayor peligro de extinción del mundo, cuenta con una población inferior a los 500 ejemplares repartidos por el mar Mediterráneo y el Atlántico oriental, en pequeñas poblaciones fragmentadas y aisladas entre sí.

En 1998 se estimaba que sobrevivían alrededor de 120 individuos en la zona del Atlántico oriental, localizados en las costas de la península de Cabo Blanco y en el Archipiélago de Madeira. En España, la foca monje está considerada en peligro de extinción.

En la actualidad, su presencia es ocasional, y ha dejado de reproducirse desde mediados del siglo XX. Todavía se observan algunos ejemplares en las islas Chafarinas (Melilla), en Baleares (Menorca), y en las islas Canarias, sobre todo en Lanzarote y Fuerteventura, donde ocasionalmente aparecen ejemplares, probablemente procedentes de la vecina colonia de Madeira.

Fuente: SINC – http://www.agenciasinc.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés