Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Descifran el genoma del orangután, idéntico al humano en un 97%

En declaraciones a Europa Press, el jefe del grupo de Genómica de Primates del Instituto de Biología Evolutiva de la Universitat Pompeu Fabra (UPF-CSIC), Tomàs Marquès, ha explicado que, pese a compartir un porcentaje tan elevado de genes, la comparación de orangutanes y humanos revela que el genoma de ambos «cambia mucho», y eso partiendo de la base que solo se compara aquello que se puede.

   «Muchas cosas no se pueden comparar porque han cambiado demasiado», ha precisado, al mismo tiempo que ha añadido que mientras el genoma de los humanos ha sufrido múltiples alteraciones, el de los orangutanes es «mucho más calmado» y no experimenta las variaciones de otras especies de primates

   La investigación, liderada por el científico de la Washington University Devin Locke, que se ha prolongado durante tres años y ahora publica la revista ‘Nature’, ha contado con la participación de más de 30 laboratorios de siete países, entre los que se encuentran otros dos grupos españoles.

   En concreto, mientras Marquès ha estudiado las reorganizaciones cromosómicas, el catedrático de Genética de la UPF Arcadi Navarro se ha centrado en la divergencia de intrones, y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, Carlos López-Otín, ha profundizado en los cambios de las proteasas.

   La investigación completa el estudio del genoma que ya se hizo del chimpancé, en un intento por comprender mejor la evolución humana, y para ello los investigadores han añadido el análisis genómico de una especie «más antigua» como el orangután.

   Marquès, ha señalado que el chimpancé y los humanos comparten el 99% de sus genes porque se separaron evolutivamente hace 6 millones de años, mientras que el orangután y los humanos comparten el 97 por ciento porque se separaron mucho antes, hace 14 millones de años.

OBJETIVO GORILA

   A pesar de todo, Marquès ha reconocido que es imposible saber por qué en algún momento de la evolución cambió la manera de comportarse de los homínidos, y ha apuntado al análisis en marcha del genoma del gorila como vía para buscar nuevas respuestas.

   Evolutivamente el gorila se encuentra a medio camino entre el orangután y el chimpancé, por lo que la observación de cada una de estas «fotografías estáticas» permitirá conocer mejor la evolución humana.

   Además, en el caso de los orangutanes, descifrar el genoma ha servido también para poder mejorar las estrategias de conservación de esta especie, al constatar el estado de salud de los genes de las dos subespecies que existen: la de Sumatra y la de Borneo.

   En la actualidad sobreviven menos orangutanes de Sumatra por la destrucción de su hábitat que de Borneo, aunque su genoma muestra que en el pasado los de Sumatra ocuparon un mayor espacio y tuvieron una expansión mayor, lo que repercute en una mayor diversidad genética.

   Por ello, Marquès ha explicado que en el caso de que se quiera proteger a la especie mediante programas de cría en cautividad, hay que ser consciente de que el orangután de Borneo es más sensible a la consanguinidad, mientras que el de Sumatra tiene más probabilidades de conservar su variabilidad genética.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés