Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

Las últimas lluvias ocasionan un repunte de las poblaciones de aves acuáticas en las lagunas

Así, las precipitaciones sobre la provincia de Sevilla en las últimas semanas de 2010 han provocado, por segundo año consecutivo, un importante aumento de la lámina de agua de estos humedales que, como consecuencia directa y según ha asegurado la Consejería de Medio Ambiente a Europa Press, «es previsible que se mantengan inundados hasta bien entrado el verano». En este sentido, la Consejería de Medio Ambiente ha indicado que entre las especies con más presencia en la provincia se encuentran la Aguja colinegra, el Ánade azulón, el Ansar común, Avefría europea, el Chorlito dorado europeo, Cigüeñuela común, Correlimos común, Cuchara común, Flamenco común o la Focha común.

   Por otro lado, ha explicado que el departamento que dirige José Juan Díaz Trillo, en virtud de sus competencias de seguimiento, conservación, uso sostenible, mejora y restauración del patrimonio natural y biodiversidad de Andalucía, la protección, gestión y dinamización socioeconómica de la Red de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Autónoma de Andalucía y la propuesta de declaración de los mismos, así como la formulación de los criterios básicos, programación, planificación y desarrollo normativo en relación con la conservación de la biodiversidad, viene desarrollando una política adaptativa de protección legal y de gestión de los humedales en Andalucía.

   En esta línea, ha precisado que dentro de esta política se incluyen diversos planes y programas de gestión adaptativa tanto de especies de flora y fauna amenazadas como de hábitats naturales y espacios protegidos, que abordan cuestiones de planificación, ordenación y gestión de los humedales andaluces para conseguir una coexistencia entre el mantenimiento de la integridad ecológica de las zonas húmedas y la utilización sostenible de los recursos, todo ello especialmente potenciado durante el 2010, Año Internacional de la Diversidad Biológica.

   La provincia de Sevilla, según ha señalado, alberga en la actualidad un total de 34 zonas húmedas inventariadas, de las cuales 23 son Espacios Naturales Protegidos de la Ley 2/1989 por la que aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección. En este sentido, precisa que dos humedales están dentro de una zona declarada Lugar de Importancia Comunitaria, caso de la Laguna de Coripe y de la Pantaneta de Capellanías, en Utrera, mientras las ocho restantes han recibido la denominación de Humedal Andaluz sobre la base de sus «incuestionables valores naturales», como la laguna del Terrosillo, en Osuna, la Malagueña y la del Grillo, en Lebrija, o las del Pantano y El Cerro de las Cigüeñas, en Los Palacios y Villafranca. Asimismo, la laguna de San Lázaro, en Villamanrique de la Condesa, ha sido incluida recientemente en el Inventario de Humedales de Andalucía.

«EXTRAORDINARIA DIVERSIDAD BIOLÓGICA»

   Los humedales se concentran en dos grandes zonas de la provincia de Sevilla. De un lado, las marismas del Guadalquivir conservan espacios de «indudable belleza e importancia» para la conservación de especies de flora y fauna silvestres como el Parque Natural de Doñana, el Paraje Natural Brazo del Este, declarado Humedal de Importancia Internacional por el Convenio Ramsar, la Reserva Natural Concertada Dehesa de Abajo y buena parte del Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar.

   Por otra parte, la campiña sevillana manifiesta su «extraordinaria diversidad biológica» en humedales en un conjunto importante de lagunas diseminadas entre sus «extensas y ricas zonas de cultivo», localizándose en ellas la Reserva Natural Laguna del Gosque, en Martín de la Jara, o el Complejo Endorreico de Utrera, que alberga, entre otras, la laguna de Zarracatín que constituyó en época romana un importante núcleo económico por la explotación sus sales. A

   En el extremo sur de la provincia, resalta el Complejo Endorreico de Lebrija-Las Cabezas, declarado recientemente como Humedal de Importancia Internacional y en el que se hallan un heterogéneo conjunto de lagunas de especial relevancia en la conservación de especies en peligro de extinción como la malvasía o de la focha cornuda.

HUMEDALES RECUPERADOS

   Por otro, ha señalado a Europa Press que otro humedal de relevancia recientemente recuperado es la laguna de Ruiz Sánchez, en Écija, donde la Consejería acaba de terminar su restauración y se encuentra completamente inundada tras las lluvias de este invierno. Ésta, con una superficie de 358,80 hectáreas, es el segundo humedal de interior mayor de Andalucía, por detrás de Fuente de Piedra (Málaga), ha pasado de tener «una presencia prácticamente nula de aves acuáticas ha contabilizarse más de 34 especies distintas, superándose este pasado verano los 2.000 ejemplares en su entorno.

   Asimismo, el departamento de Díaz Trillo trabaja actualmente, dentro de un programa Life+, financiado por la Unión Europea con un presupuesto de casi 8 millones de euros, en la restauración de la laguna de Los Tollos, situada entre las provincias de Sevilla y Cádiz, concretamente en los municipios de El Cuervo y Jerez de la Frontera. Este humedal, según ha subrayado, se vio afectado por la actividad minera desarrollada en la zona, lo que ha motivado la alteración de su régimen hidrológico, dando lugar a que amplias zonas de su cubeta queden reducidas a terrenos inertes, con escombreras y cortas mineras inundadas.

   Del mismo modo, la Administración autonómica realiza, según ha señalado a Europa Press, tareas de recuperación en El Cerro de las Cigüeñas, en Los Palacios, una finca sobre una zona de marisma «transformada y muy alterada» por el uso ganadero y las actividades agrícolas que se desarrollan en el entorno, apuntando que «incluso el terreno llegó a utilizarse como vertedero para escombros, neumáticos y, sobre todo, plásticos de procedencia agrícola».

   La propuesta de actuación de la Consejería de Medio Ambiente en este sentido se encuadra dentro de un proyecto piloto para la restauración de humedales con aguas procedentes de depuradoras, ejecutando los trabajos sobre 72,69 hectáreas. La intervención prevé aumentar en 2,06 hectáreas la zona del humedal con la ampliación de la superficie de la cubeta, la creación de una red de senderos para el paso de peatones, ciclistas y caballos y la reforma del observatorio para contemplar la avifauna.

   Por último, la Consejería ha concluido recientemente la mejora hídrica del paraje Brazo del Este implantando un nuevo sistema de gestión «más eficaz y autónomo» para el paraje y que asegura el mantenimiento de los caudales necesarios para la conservación de su avifauna.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés