Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Denuncian el maltrato de 18 caballos y 40 perros en un solar de Barcelona

Se trata de un recinto ubicado en plena calle que ha sido denunciado en varias ocasiones por entidades animalistas, según ha avanzado la edición digital de ‘La Vanguardia’.

   El portavoz de Faada, Daniel Aguilar, ha explicado a Europa Press que la denuncia fue presentada ante la extinta Consejería de Medio Ambiente de la Generalitat en diciembre pasado, momento en que también se cursó una notificación al Ayuntamiento mediante una instancia.

   Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han explicado a Europa Press que la entidad denunció la situación y que desde ese momento las administraciones competentes –consistorio y Generalitat– han realizado visitas e inspecciones al solar, la última el 7 de febrero.

   Del mismo modo, fuentes próximas al Cuerpo de Agentes Rurales de la Generalitat han confirmado la apertura de «varios expedientes» por el estado en el que se encuentran los animales.

   En el solar viven unos 40 perros, gallinas y 18 caballos, que no están censados y se encuentran en unas condiciones precarias.

   Los animalistas han criticado que hay caballos que se encuentra recluidos sin la posibilidad de mover ningún músculo, así como perros metidos en jaulas que no tienen puertas, por lo que ha supuesto que el objetivo de su dueño es «traficar» con ellos.

   Hasta el momento, el consistorio ha sancionado al propietario del solar con dos multas –una por las gallinas sin medidas sanitarias y otra por las condiciones en que se encontraban los perros–, y le ha instado a regularizar la situación y asumir la responsabilidad de los animales hasta que se dicte una resolución judicial.

   Mientras que no llegue esa resolución, el consistorio busca sitio a los animales por si se produce la incautación, aunque ha remarcado que no será fácil porque la perrera municipal se encuentra saturada y en obras.

   Faada asegura asimismo que los servicios del Ayuntamiento recogieron hace alrededor de un año el cadáver de un equino, sin que desde entonces se haya solucionado una situación compleja, ya que la persona que ocupa el terreno no puede regularizar su actividad porque «está ocupando una calle».

   «El Ayuntamiento lo sabe y lo permite», ha transmitido Aguilar, quien ha señalado también que en el curso de la investigación que ha llevada a cabo ha recibido «amenazas» del grupo de jóvenes que vigilan el recinto, vallado con un muro.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés