Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

El plan de gestión de la Red Natura en Galicia establece tres áreas con diferentes grados de conservación

En concreto, el plan de gestión establece la Zona 1 o área de protección, donde se implementarán medidas de conservación muy altas; la Zona 2 o área de conservación, donde se aplicará una conservación alta o media; y la Zona 3 o área de uso general, con un valor de conservación «medio o bajo» y donde hay asentamientos y núcleos rurales.

   De esta forma, el plan define un programa de medidas para armonizar la conservación de espacios y especies con los usos y aprovechamientos necesarios para garantizar el desarrollo de las poblaciones que lo habitan, ya que advierte de que las áreas integradas en Natura 2000 «no son entidades uniformes».

   En concreto, el plan de la Xunta subraya que dentro del paraguas de la Red Natura 2000 se pueden encontrar desde lugares en los que es necesario «aplicar tutelas intensas» debido a su enorme fragilidad, hasta otro tipo de áreas que abarcan territorios tradicionalmente habitados y en los cuales la Xunta puntualiza que la acción humana «fue clave en la configuración de los paisajes culturales que albergan además una singular biodiversidad».

   En la rueda de prensa posterior al Consello, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, llamó precisamente la atención sobre el «salto fundamental» que supone reconocer la diversidad de las áreas protegidas. «No todos los lugares son iguales, y en consecuencia, no necesitan la misma protección», ha expuesto.

   Sobre estas áreas se llevará a cabo un proceso de «vigilancia periódica», según resaltó Feijóo, para garantizar la protección necesaria. En concreto, el proceso de evaluación corresponde a la Administración autonómica, que deberá adoptar medidas para evitar el deterioro de hábitats naturales y de especies, se encargará de la vigilancia periódica sobre el estado de conservación de los tipos de hábitats y de la especies de interés.

   Al tiempo, preguntado por si se ampliará la Red Natura, Núñez Feijóo avanzó que se hará una comprobación de las directivas y si hay «fauna o espacios a proteger» habrá que acometer dicha ampliación. Con todo, subrayó que el plan del que se informó este jueves se ciñe a la gestión de la Red Natura «actual» y no de la que se «ampliará en su caso».

SUPERFICIE PROTEGIDA

   El ámbito territorial de este plan director abarca 59 lugares de importancia comunitaria (LIC) y 16 zonas de especial protección para aves (ZEPA). El conjunto de espacios de la Red Natura 2000 abarca una superficie total de 389.565,9 hectáreas, de las que 34.990,3 corresponden a medios marinos y 354.575,6 a medios terrestres, lo que supone el 12% de la superficie continental gallega.

   En este territorio conviven un conjunto de especies catalogadas legalmente como protegidas o amenazadas. En total se contabilizan más de 500 especies de interés para la conservación, de las que más de la mitad pertenecen al grupo de las aves. En cuanto al grupo de la flora, cuenta con 123 especies, mientras que se han detectado 31 mamíferos continentales y 26 de hábitos marinos.

   En Galicia están presentes 72 tipos de hábitats de interés comunitario –el 31,1% del total–, de los cuales 18 son prioritarios –el 25% del total– por considerarse que están amenazados de desaparición y cuya conservación supone una especial responsabilidad, según la directiva comunitaria.

OTROS ACUERDOS

   Por otra parte, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas suscribirá una convenio de colaboración con el Centro Nacional de Información Geográfica para desarrollar el Plan Nacional de Ortofotografía aérea, en lo que el departamento de la Xunta invertirá cerca de 200.000 euros.

   Esta misma consellería también investirá dos millones de euros en la ejecución de cinco kilómetros de colectores para conectar la red de saneamiento de O Porriño con la EDAR de Guillarei.

   El Consello de la Xunta también autorizó a la Consellería do Medio Rural a firmar un convenio de colaboración con el ayuntamiento lucense de Lourenzá para la gestión de los centros de limpieza y desinfección, por importe de 10.000 euros.

APLU

   Finalmente, el ayuntamiento ourensano de Punxín ha cedido sus competencias en materia de suelo a la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU), con lo que serían 56 los convenios autorizados por el Consello de la Xunta y 49 los documentos suscritos, lo que supone una superficie de más de 3.5000 kilómetros cuadrados y un beneficio para más de 220.000 habitantes.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés