Actualizar

domingo, enero 29, 2023

WWF vuela con cuatro alimoches a través de 3.000 km entre África y España

Las rapaces abandonan África y regresan a las Hoces del Riaza (Segovia) – desde donde partieron en septiembre –  rumbo a latitudes más calidas en que pasar el invierno.

De los cuatro alimoches marcados con emisores satélite por WWF el pasado verano, Vega, una de las aves adultas, ha sido la primera en levantar el vuelo. En días sucesivos dos alimoches más, Sahel y Duna, también han emprendido el viaje y sólo uno de los alimoches, Trigo, continúa en la zona de invernada.

A lo largo de seis meses en la franja del Sahel (África), los alimoches Trigo y Vega se han quedado en la misma zona, el sur de Mauritania. Exactamente el mismo área en que vivió Vega durante el invierno de 2009. Duna, sin embargo, ha visitado tres países diferentes: Mauritania, Malí y Senegal. Sahel, el más joven de todos, se ha desplazado  más de 1.000 km hacia el oeste, llegando a la costa mauritana, desde donde ha emprendido el vuelo de vuelta.

Las fechas de regreso a la península son especialmente peligrosas, como pudo demostrase con Atlas, un alimoche macho marcado por WWF en 2009 y que murió a causa del veneno cuando atravesaba la provincia de Badajoz. Marzo es uno de los meses de mayor uso de cebos envenenados en el campo, la principal amenaza para una rapaz que se encuentra en serio peligro de desaparición en nuestro país. En caso de que esta situación se repita, los emisores permitirán de nuevo intervenir de forma inmediata ante un caso de envenenamiento. El veneno no será el único peligro al que se enfrenten los alimoches durante su viaje de vuelta, puesto que los choques contra aerogeneradores y electrocuciones con tendidos eléctricos suponen también una importante amenaza para su superviviencia.

La organización solicita al Ministerio de Medio Ambiente que impulse proyectos para detectar y conocer las principales áreas de invernada y rutas migratorias del alimoche, así como evaluar sus riesgos. Además, se trata de una de las medidas de conservación propuestas en el Libro Rojo de las Aves, publicado por el MARM. Luis Suárez, Responsable del Programa de Especies de WWF España afirma “Es urgente que las CCAA con presencia de la especie pongan en marcha sus respectivos planes de lucha contra el veneno, así como planes de recuperación y conservación la especie, antes de que desaparezca por completo de España”.

WWF trabaja con todos los sectores implicados, destacando expertos científicos, ganaderos y cazadores, además de profesores y alumnos de primaria, medios de comunicación, y público en general. El sitio web multimedia, que reúne toda la información sobre el proyecto, ha sido realizado usando las últimas tecnologías por One Big Robot.

Más información

Marcaje de los alimoches y página web www.elviajedelalimoche.com

Con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, WWF pretende acercar a la sociedad la vida y las costumbres de esta rapaz amenazada. Para ello ha marcado con transmisores GPS a cuatro individuos y ha puesto en marcha una plataforma multimedia y participativa a través de internet, que ya fue testigo del viaje de ida de estos cuatro aventureros a sus cuarteles de invernada al sur de Mauritania.

El espacio online, multimedia e interactivo, permite a cualquier persona seguir la aventura migratoria de estos 4 alimoches, a través de un novedoso mapa 3D, y un amplio contenido multimedia de foto y vídeo. Los usuarios pueden, además, colaborar con WWF subiendo su propio material y enviando preguntas y comentarios por medio de las redes sociales más importantes.

La situación del alimoche

En las últimas décadas el alimoche ha sufrido un descenso en la Península Ibérica de cerca del 25% de sus poblaciones debido a las amenazas anteriores, especialmente el veneno. Desde 1995 se han contabilizado cerca de 200 alimoches muertos por envenenamiento en toda la península.

En el Parque Natural de las Hoces del Río Riaza (Segovia), de donde provienen los 4 alimoches marcados, se encuentra el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega, gestionado por WWF España desde hace más de 30 años. El descenso de la población de alimoche en esta zona también ha sido alarmante, existiendo en la actualidad 8 parejas reproductoras (de un total de 19 parejas contabilizadas en 1991), las cuales criaron 10 pollos en 2010. El último ejemplo de extinción regional en España ha sido la desaparición en 2010 de la última pareja nidificante en la provincia de Málaga a causa del veneno.

WWF. Gran Vía de San Francisco, 8. Esc D. 28005 Madrid www.wwf.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés