Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

Un proyecto pretende recuperar una especie de mariposa vulnerable en el Bosque Modelo de Urbión

El proyecto se ubica en el territorio que abarca el Bosque Modelo de Urbión, en el que participan 35 municipios de las provincias de Soria y Burgos. La propuesta, según explica a DiCYT la gerente de la asociación promotora de la iniciativa, Sonia Martel pretende «regenerar el ecosistema de la especie, un entorno que ha sido modelado por el ser humano a través de actividades de pastoreo extensivo». La actividad ganadera de vacuno en el entorno donde se ha encontrado el género de lepidópteros Phengaris está situado en las proximidades de la localidad burgalesa de Abejar, concretamente en una finca de uso comunal. Sin embargo, como recuerda Martel, «hace 15 años, se produjo una modificación de los turnos de pastoreo, trasladándolos a  mayo y junio», cuando florece la planta que actúa de primer hospedador de la descendencia de la mariposa. Esta sobrecarga ganadera ha afectado a la población de estos lepidópteros.

El proyecto Cadena de colores pretende el resurgimiento de la población a través de la recuperación de los sistemas agrosilvapostales tradicionales de la comarca interprovincial de Tierra de Pinares. La supervivencia de este género, y en especial de la especie Phengaris nausithous, la más amenazada, está «directamente vinculada» al mantenimiento de estos sistemas, explica la memoria del proyecto, ya que se requieren una condiciones muy específicas de altura de pasto, humedad, temperatura y presencie de las especies que forman parte del ciclo de vida de la mariposa.

Para lograr este objetivo, los técnicos pretenden primero inventariar y analizar los datos poblacionales de las especies de Phengaris para luego crear microrreservas en las zonas más adecuadas a través de acuerdos con los propietarios de los terrenos (en este caso son de titularidad municipal), instituciones, ganaderos y vecinos. Por otro lado, se contempla una campaña de sensibilización, para lo que se ha presentado una solicitud a una convocatoria de la obra social de Catalunya Caixa. Con esta campaña se quiere formar a un grupo de voluntarios locales cadpaces de identificar a las especies presentes en el territorio, que comprendan el valor ecológico de estas especies de lepidópteros.

Las mariposas y su ciclo de vida

Las mariposas del género Phengaris son de pequeño tamaño, conocidas comúnmente como hormigueras, debido a su estrecha relación con diferentes hormigas del género Myrmica. Están protegidas a nivel regional, nacional e internacional, debido a su gran sensibilidad a los cambios ambientales. En España viven cuatro especies, tres de las cuales se encuentran en el noroeste de Soria y sureste de Burgos. Dependen para su supervivencia de las plantas Sanguisorba officinalis, Genciana cruciata y del género Thymus (plantas con flores); de las que sus larvas se alimentan en los primeros estadíos de desarrollo. Posteriormente, las larvas son adoptadas por determinadas especies de hormiga del género Myrmica, quienes las introducen en el hormiguero, creyendo que son larvas extraviadas de su propia colonia. Una vez en el hormiguero, la oruga se alimenta de las verdaderas larvas de hormiga, pasando allí desde el final del verano hasta el principio del verano siguiente, cuando aparecerá, nuevamente, como mariposa adulta. Sin embargo, aún se añade una complicación más a este entramado ecológico. Las hormigas que sustentan a la hormiga en su fase carnívora precisan de praderas de siega o que sean pastadas por ganado de forma sostenible, explica la memoria del proyecto.

La especie más amenazada, Phengaris nausithous, precisa de la planta Sanguisorba officinalis (comúnmente, pimpinela) para su supervivencia. Sobre sus flores ponen los huevos las hembras y, en ese mismo lugar, se alimentan las orugas en sus primeros estadíos. Depende del ganado vacuno o de la siega de los pastos para que la hierba mantenga las condiciones adecuadas donde las hormigas del género Myrmica puedan vivir. Los muestreos realizados por la Asociación Zerynthia han determinado que las zonas sorianas donde la mariposa fue abundante el pasado siglo (con densidades de población estimadas de aproximadamente 900 individuos en vuelo, de forma simultánea, en la zona de Abejar) han sufrido un claro deterioro, presumiblemente, por un exceso de ganado.

Los promotores de la iniciativa consideran que la principal repercusión del proyecto es la recuperación de las poblaciones de Phengaris, pero que, a nivel comarcal, supone un apoyo a la estrategia de conservación de espacios singulares manteniendo los usos tradicionales. «No solo contempla la conservación de la especie, sino el desarrollo social del entorno», resume Sonia Martel. La apertura de un yacimiento de empleo ligado a la interpretación de los sistemas agrosilvopastorales y los ecosistemas asociados a través de la historia de un eslabón tan frágil como son las mariposas puede significar una nueva oportunidad de desarrollo para las localidades integradas en el Bosque Modelo Urbión donde se encuentra el género de mariposas. La conservación de Phengaris es importante no solo desde el punto de vista ambiental, sino porque supone «un indicador de que las cosas se hacen bien, ya que si se ha mantenido hasta casi la época actual es debido a que ha existido un equilibrio con la naturaleza», expresa Martel.

http://www.dicyt.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés