Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

El embajador español en Japón avisa de la posibilidad de una réplica de nivel 7 en las próximas 72 horas

Así lo ha declarado Navarro en una entrevista a TVE recogida por Europa Press, en la que ha reconocido la «inquietud» en la que vive la sociedad japonesa, de la que no obstante ha destacado que es «disciplinada» y que tiene «plena confianza en su Gobierno e instituciones». Así, ha mostrado su confianza en la buena preparación de Tokio y de Japón en general en materia de seísmos.

   «La mayoría de víctimas han sido por el maremoto y no por el terremoto. En Tokio se registró una fuerza de nivel 6 y no ha habido ninguna víctima mortal, y los edificios han resistido bien», ha subrayado.

   En cuanto al problema nuclear, Navarro ha afirmado que la Embajada española está siguiendo el análisis de la crisis que está haciendo el Consejo de Seguridad Nuclear, que de momento descarta el riesgo de explosión de este tipo y rechaza que haya motivos para pensar que pueda producirse un caso como el de Chernobil. «Ellos nos dicen que todo está bajo control», ha aseverado.

   El embajador español ha explicado que la explosión producida en la cubierta del reactor número 3 de la central nuclear de Fukushima ha sido química y no nuclear, a consecuencia del sobrecalentamiento ocasionado por la fuga de hidrógeno. Según Navarro, las altas temperaturas provocaron una falla eléctrica que detuvo el suministro de agua para la refrigeración del reactor, propiciando una acumulación de gases que al entrar en contacto con el oxigeno provocaron la explosión que destruyó la cubierta.

   Navarro ha asegurado que a pesar de este incidente, tanto el contenedor de este reactor número 3 como el del número 1 «se encuentran en buen estado» y «no hay fugas radiactivas», por lo que lo importante ahora es «controlar la temperatura y expulsar gases que disminuyan la presión interior del contenedor».

   Preguntado por si la embajada española pedirá a sus ciudadanos que salgan del país como se ha hecho desde París y Berín, Navarro ha señalado que una medida así exige que haya una razón «realmente poderosa» que actualmente no ve, y que en ese sentido, su posición es que cada uno decida «lo que crea más conveniente».

   «Desplazar a todas las personas que están en sus viviendas y disponen de medios para afrontar la situación es un poco complicado, especialmente si no disponen en el sur de un alojamiento adecuado, porque al final puede ser una medida que dé más problemas que ventajas», ha insistido, al tiempo que ha matizado que aunque Francia y Alemania sí han adoptado esta medida, «ninguno de los otros 25 países miembros lo han hecho».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés