La tilansia, un ejemplar sumamente tolerante con las altas temperaturas

También requiere de una buena iluminación y pulverizaciones de agua sin cal diarias a lo largo del verano, para que mantengan la humedad y sus flores no se marchiten. Una peculiaridad de éste ejemplar estriba en que su floración puede llegar a ser muy breve o prolongarse a lo largo de bastantes meses. Respecto a sus necesidades de riego durante el invierno con una o dos pulverizaciones será suficiente.

Durante el verano deberá abonarlas quincenalmente, añadiendo al agua con las que las pulveriza un abono foliar poco concentrado. Asimismo es un ejemplar que, aunque no necesita casi ser regado, sí que requiere de una cierta humedad ambiental, por lo que es recomendable que humedezca sus hojas al menos tres veces por semana con la mencionada solución de agua y abono.

Existen dos variedades de este ejemplar, que se diferencian en la tonalidad de sus hojas. Si estas son grises necesitan de una ubicación clara, soleada y caliente a lo largo del periodo estival. Si por el contrario sus hojas son verdes requieren de una ubicación luminosa y caliente, pero no soleada.

www.consumer.es – EROSKI

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés