Un proyecto de investigación busca detener la excesiva proliferación de algas en Algarrobo

La misión del programa de Aprendizaje Servicio UC es «Promover en la universidad el desarrollo de una docencia que genere aprendizajes significativos, basados en el vínculo con las comunidades, que contribuya al desarrollo de éstas y que potencie la formación de estudiantes en responsabilidad social». Así, esta iniciativa pretende atacar un fenómeno que ocurre en Algarrobo desde hace 5 años: La acumulación de toneladas de algas en la playa, que luego se comienzan a podrir y a producir gases nauseabundos. Esto ha generando un tremendo costo al turismo, a los pescadores, a los habitantes y a la Municipalidad, que debe retirar diariamente un camión con toneladas de este deshecho.

El objetivo de este plan es determinar, a través de investigaciones oceanográficas y microbiológicas, las causas del afloramiento masivo de esta alga también conocida como ulva, luego de lo cual se podrán proponer alternativas para solucionar el tema. «La trascendencia de este programa es que permite a los alumnos de pregrado acercarse al trabajo de un biólogo marino en su vida profesional. Además, ayuda a los estudiantes a reflexionar sobre el rol social que tiene la carrera y cómo a través de pequeñas iniciativas se pueden resolver problemáticas reales», destaca Miriam Fernández, jefa de la carrera de Biología Marina.

Otro aspecto relevante del proyecto es que además ha incorporado al Departamento de Ingeniería Hidráulica y Ambiental de la Facultad de Ingeniería de la UC, el cual a través de un equipo liderado por el profesor Rodrigo Cienfuegos también colaborará con la investigación: «Para mí es indisociable lo que pasa con las algas de lo que pasa con el oleaje y las corrientes, entonces nosotros desde el punto de vista de la ingeniería de costa, lo que queremos hacer es caracterizar el oleaje y cómo funciona el sistema desde el punto de vista de la hidrodinámica, ya que por ejemplo, uno de los elementos que puede influir en la problemática es el grado de circulación del agua del lugar».

El programa ha comenzado su labor en terreno durante este mes con la colaboración de la Armada de Chile, la cual, gracias a un convenio de colaboración en educación realizado anteriormente con la Estación Costera de Investigaciones Marinas de las Cruces, ha facilitado un buque que permitirá a los alumnos de oceanografía tomar muestras de agua de mar. En éstas se buscará la presencia de comunidades de bacterias y nutrientes entre otros. El análisis del agua en distintos puntos de la bahía es fundamental para establecer las causas de la proliferación de la ulva. Por su parte, los alumnos de Microbiología Marina a través de su investigación pretenden determinar si esta problemática de las algas tiene efectos sobre la comunidad microbiana o viceversa.

- Advertisement -

Los futuros biólogos marinos también desarrollarán un trabajo coordinado con la Municipalidad de Algarrobo, sindicato de pescadores y habitantes, quienes a través de encuestas les aportarán datos fundamentales para realizar su labor. La investigación tendrá conclusiones en el largo plazo, por lo que existe un compromiso de continuar con el programa, más allá de un semestre. Ante esto, el profesor de Microbiología Marina Rodrigo De la Iglesia afirmó: «Esta experiencia es un tremendo desafío para alumnos y profesores. Estamos muy motivados como equipo docente y anhelamos lograr resultados, al menos preliminares, de aquí al final del semestre».

http://www.dicyt.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés